Múnich: la ciudad de los grandes museos

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Viajes

Múnich: la ciudad de los grandes museos

Por Mi_Nueva_Edad, | 10 Agosto, 2018

Nos vamos de viaje al corazón de Baviera: su capital Múnich. Una ciudad vibrante en lo económico y cultural, repleta de museos y monumentos importantísimos. Una ciudad digna de conocer y compartirla con amigos, pues te sorprenderá su perfecta conjunción entre el sabor urbano y el relax de sus jardines y paseos. Ven, vamos a conocerla.

Otra ciudad alemana que resurge

Tras la más trágica guerra que ha sufrido la humanidad, Múnich, como muchas otras ciudades alemanas, fue devastada por las bombas. Los años que sucedieron a la Segunda Guerra Mundial sin embargo sirvieron a muchos alemanes para purgar sus culpas e inconsciencias y para reconstruir todo lo destruido en la contienda.

Y esto fue lo que sucedió con Múnich consiguiendo así devolver todo el esplendor del antiguo reino de Baviera.

Puede presumir esta ciudad de contar con uno de los índices de desarrollo más altos del mundo y sus calles y jardines, rebosan todo el sabor de lo antiguo y lo nuevo, del relax de una ciudad adaptada al peatón y a los paseos, a las vibraciones de lo nuevo y cosmopolita, del arte, la cultura en general y la tecnología.

Atravesada por el río Isar y al norte de los Alpes bávaros, con varios lagos en sus alrededores para el disfrute de la naturaleza, Múnich seguro que se convertirla en una gratísima sorpresa para el viajero.

Arte y cultura

Muy conocida es esta ciudad por sus importantes monumentos y sus extraordinarios museos a nivel internacional.

Su plaza más emblemática es la Marienplatz (Plaza de María) que siempre ha sido el corazón de la ciudad y que preside el edificio neogótico del Nuevo Ayuntamiento.

Otra plaza digna de visitar es la de Karlplatz con la antigua puerta de entrada denominada Karlstor.

El monumento religioso más importante es la Catedral de Nuestra Señora que marca todo el skyline de Múnich con sus dos impresionantes torres de 99 metros de altura.

La Iglesia de San Miguel de estilo renacentista cuenta con una fachada delicada y espectacular a la vez, la Iglesia de los Teatinos y San Cayetano (Theatinekirche St. Kajetan) de estilo barroco y enmarcada por dos torres de color dorado y cúpulas verdosas o la más antigua de Múnich, la Peterkirche son los otros templos que no debéis dejar de visitar.

En cuanto a arquitectura civil es ineludible el paso por el impresionante Palacio Real de Múnich que alberga un museo de artes decorativas o el Palacio Real de Nymphenburg de estilo barroco y residencia áurea de verano con su gran estanque y jardines.

Tampoco dejes de pasear por la Odeonplatz, la Cervecería Hofbräuhaus o el Teatro Cuvilliés, el mejor ejemplo del rococó alemán.

Una ciudad de museos

Pero por si algo es conocida Múnich, con permiso de sus deliciosas cervezas, su equipo de fútbol y de la BMW, es porque cuenta con una amplia lista de museos de primer orden. Su Galería Municipal (Lenbachhaus), la Nueva Pinacoteca (Neue Pinakothek), la Pinakothek der Moderne y el Deutsches Museum dedicado a la ciencia y tecnología, son solo una muestra de lo mejor de sus museos. No obstante, solo son un aperitivo de sus dos platos fuertes.

La famosísima Gliptoteca de Múnich, que cuenta con una de las mejores colecciones de esculturas y mosaicos del arte antiguo o la Alte Pinakothek con pinturas que van de la Edad Media hasta el siglo XIX son los dos grandes estandartes culturales de la ciudad (con permiso también de su Ópera) considerados como uno de los mejores museos del mundo.

Tampoco te pierdas los paseos por sus bellos y enormes jardines como son el Jardín Inglés (Englischer Garten), uno de los más grandes del mundo, el Olympiapark o el Hofgarten.

¿Verdad que sobran los motivos para conocer Múnich? Cultura y arte a rebosar en sus museos, paseos relajantes por sus elegantes calles y jardines y buena cerveza. Un viaje para compartir buenas experiencias en el corazón de Baviera.

 

Imagen: Marienplatz con la Catedral a la izquierda (lamaletadetxema.blogspot.com)

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "Múnich: la ciudad de los grandes museos"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo