Requena: tierra de vino, tierra de historia

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Viajes

Requena: tierra de vino, tierra de historia

Por Mi_Nueva_Edad, | 08 Junio, 2018

En lo que se conoce como la “Valencia castellana” nos encontramos con una de las grandes tierras del vino en España. Estas dan nombre a la Denominación de Origen Utiel-Requena y es a esta última población, Requena, a quien dedicamos hoy la sugerencia de viaje en Mi Nueva Edad. Con una bella naturaleza marcada por sus ríos y gargantas, un patrimonio artístico singular y una cultura ligada al vino, se ofrece espléndida para compartir unos días en buena compañía.

Hermoso entorno

Las tierras de Requena han estado tradicionalmente ligadas al Reino de Castilla y como punto de inflexión entre la meseta y el Mediterráneo.

Sobre un cerro se sitúa la localidad y su extenso término municipal está atravesado por el río Magro, por el extremo oeste y sur limita con el caudaloso río Cabriel con sus impresionantes gargantas y parajes de pinares y la Sierra de Juan Navarro y su pico del Tejo a 1.250 metros en el este y norte.

Recomendamos encarecidamente que dediques al menos un día a hacer una excursión por el curso del Cabriel y sus impactantes desfiladeros.

Su municipio, como decíamos se caracteriza por su producción de vinos y por ende sus paisajes de viñedos y la abundancia de agua en todo su territorio. Se la conoce como la “puerta de la Meseta”.

Si hablamos de sus gastronomía habría que destacar que se trata de recetas más típicas de la Manchuela que de la propia Valencia, con sustanciosos platos como el ajo arriero, el gazpacho manchego, el arroz en cazuela, morteruelo, arroz con bajocas y unos embutidos deliciosos.

Sus famosos vinos, tanto blancos, como rosados o tintos son un verdadero placer para el paladar y su fama trasciende nuestras fronteras.

Conjunto Histórico-Artístico

Requena ha estado poblada al menos desde el siglo VII a.C. como muestra los restos del poblado Ibérico de la Muela de Arriba, sin embargo su fisionomía tal y como la conocemos ahora responde a formas urbanas de la antigua Rakka’na musulmana con un fuerte carácter defensivo como buen punto de transición entre reinos que es.

Conserva importantes monumentos sobre todo de época musulmana y de la época tras la reconquista. En su trazado enrevesado, de cuestas, plazas y plazuelas se observan claramente el punto de confluencia de culturas que fue Requena en el pasado como son su importante judería, el núcleo de la antigua medina musulmana o la apertura de la ciudad en el siglo XVI con su bonita Plaza de la Villa, su antigua Plaza Mayor.

Todo el casco antiguo, declarado Conjunto Histórico-Artístico conocido como el Barrio de la Villa, encierra como pocos el devenir histórico desde la Edad Media hasta la Edad Moderna.

Su Alcazaba es el monumento más representativo de la época musulmana. Fue construido en el siglo XI por los almohades y domina toda la villa y su territorio. Destacan sus torres y su puerta de acceso. También destaca La Fortaleza de estilo mudéjar (siglo XII).

No te pierdas calles como la de Santa María o el Callejón de Paniagua con su fuerte sabor árabe y muchos mas callejones y cuestas con un encanto realmente especial, además de el gran número de casas blasonadas y señoriales que salpican Requena.

De sus monumentos cristianos destacan de manera muy significativa la Iglesia de San Nicolás del siglo XIII, la más antigua, de estilo gótico aunque su fachada fue reedificada en el siglo XVIII en estilo neoclásico.

Grandiosa es la Iglesia de Santa María del siglo XIV de estilo gótico isabelino es de gran belleza y decoración de filigranas.

Por último destaca también otra joya gótica como es la Iglesia del Salvador construida entre finales del siglo XIV y principios del XVI con bellos elementos del gótico isabelino.

El viaje a Requena se nos hace imprescindible para disfrutar del buen vivir con su excelente cultura del vino como aliciente indispensable y con un patrimonio artístico admirable. Conocerla es un hermoso paseo por el tiempo y por su asombrosa y contrastada naturaleza. Y ya sabes, compartirla en compañía, hace el viaje aún más memorable.

 

Imagen: Callejón de Doña Jimena de Requena (www.losviajesdehector.blogspot.com)

 

 

 

 

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "Requena: tierra de vino, tierra de historia"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo