Pensar con plástico

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Medio Ambiente

Pensar con plástico

Por Mi_Nueva_Edad, | 28 Mayo, 2018

Ya son varias las veces que hemos hablado en Mi Nueva Edad sobre el plástico y las consecuencias destructivas en el medio ambiente. Hoy queremos poner el énfasis en como afecta a los animales y queremos plantear su problemática como un debate necesario de nuestra sociedad. Medidas como la futura prohibición total de las bolsas de plástico hace que muchos pongan el grito en el cielo. Sin duda están equivocados. Conocer y compartir información nos ayudará a vivir en un mundo mejor para todos.

Mar de plástico

Aquí hemos hablado de la gran "isla de plástico" del Océano Pacífico y del prometedor proyecto de limpieza de la misma del joven holandés Boyan Slat. Este es quizás el ejemplo más palmario de que tenemos una política de gestión de nuestros residuos realmente insuficiente y que amenaza con volverse catastrófica para nuestros ecosistemas marinos.

Lamentablemente no solo el plástico que podemos ver a simple vista es dañino. Toneladas y toneladas de microfibras residuales de plástico se encuentran a la deriva, ocultas al hombre y a los animales, en nuestros mares. Millones de especies las comen todos los días y que sepamos hasta ahora, solo algunas bacterias parecen alimentarse de él. Al resto de los mortales solo puede causarnos una muerte lenta en el mejor de los casos.

El simple hecho de poner una lavadora ya es una fuente importante de contaminación.

Por si alguien no lo sabe todavía, la salud de nuestros océanos es absolutamente esencial para la salud del planeta Tierra por muchos motivos. El hecho de que se encargue en gran medida de depurar el aire que respiramos es solo uno de ellos. Quizás el menos obvio.

El plástico en el mundo animal

Miles de especies marinas se ven afectadas seriamente por nuestros desechos. Se tratan de todos aquellos peces y otros animales marinos, desde aves a tortugas, de depredadores a predados, de alguna manera cada vez es más frecuente encontrase cadáveres animales repletos de nuestra basura más contaminante. Para muchos supone una muerte lenta y agónica, para otros casi súbita.

En tierra sucede algo parecido. Las imágenes de un ave descompuesta dejó al descubierto decenas de residuos plásticos que acumuló en su interior, tortugas u otros animales marinos atrapadas en redes abandonadas de pescadores, aves casi estranguladas por anillas plásticas de nuestras latas de refresco o nuestra cerveza o la reciente imagen de una cigüeña con un siniestro traje de bolsa de plástico, deben llamar nuestra atención y animarnos a decir basta.

Volvamos a la cesta de la compra

No hace tantos años que este derivado del petróleo llegó a nuestras vidas. Nos ha sido muy útil pero se nos ha ido de las manos. Tal vez sea imposible abandonar su utilización por completo, al menos de momento, pero nadie puede negar que mientras haya alternativas biodegradables como las bolsas fabricadas con fécula de patata, por poner solo un ejemplo, volver a las bolsas de tela, de algodón o cualquier otro material orgánico, bolsas de papel reciclado o a la cesta de toda la vida, no nos parece una medida menor que está al alcance de todos y sin traumas. Seamos un poco serios en este asunto.

Hay otros gestos que también podrían suponer un gran cambio: exigir y elegir supermercados en donde te vendan la carne, o el queso, o la fruta y la verdura sin envoltorios absurdos, sin capas y capas de plástico que más de usar y tirar son de tirar directamente porque se podría haber prescindido de él con toda seguridad. Siempre que puedas, compra a granel. Hagamos de nosotros mismos seres menos estúpidos y absurdos.

Soñar con que vamos a perpetuarnos como la especie más fascinante que ha dado este mundo, que vamos a descubrir otros, que vamos a tener este como nuestro santuario y que seremos capaces casi de cualquier cosa, nos parece fascinante. Para ello necesitamos gestionar mejor nuestro medio ambiente (y muchas otras cosas, claro está) y relegar al plástico a lo anecdótico. Tú, que probablemente no verás muchas cosas, ¿no te paras nunca a pensar hasta donde seríamos capaz de llegar?

 

Imagen: Mundo plástico (vicentebaos.blogspot.com)

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "Pensar con plástico"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo