El refugio de la grulla: Gallocanta

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Viajes

El refugio de la grulla: Gallocanta

Por Mi_Nueva_Edad, | 23 Marzo, 2018

Entre la provincias de Zaragoza y Teruel, a unos 1000 metros de altitud en pleno Sistema Ibérico, se encuentra la mágica Laguna de Gallocanta, un espacio natural de gran importancia ecológica y geológica que se presta sobre todo a la observación de las aves. Nuestro viaje de hoy se presta como pocos a compartir cámaras, prismáticos y caminatas memorables para conocerla a fondo.

Un espacio natural único

Entre las comarcas de Campo de Daroca y Jiloca, en tierras pertenecientes a los municipios de Gallocanta, Berrueco, Bello, Las Cuerlas y Tornos se formó esta laguna endorreica, sin salida al mar, alimentada por torrentes subterráneos que a veces brotan en ojos en donde se mezcla el agua subterránea más templada, con la fría de la laguna y algunos a nivel de superficie.

Asentada sobre un terreno kárstico, tiene una salinidad muy superior a la del propio mar.

La laguna en si tiene una superficie de 1.925 hectáreas más otra superficie de tierra firme de 4.550 a modo de anillo natural. Mide hasta 7 km de largo y 2 de ancho, siendo la mayor laguna de agua salada de España y la segunda de Europa.

Gallocanta contiene muchas peculiaridades y por ello es hogar o lugar de tránsito de tanta fauna, sobre todo avícola, pero que para nada es la única.

Las aguas de la laguna albergan una gran cantidad de algas, praderas subacuáticas de fanerogamas filamentosas que sirven de alimento a las aves y plantas acuáticas halófilas, por su adaptabilidad a la salinidad, o carrizos y espadañas en las zonas de menor salinidad. Sin embargo ningún pez es capaz de vivir en estas condiciones.

Sus emblemas alados

Pero es indiscutible que el protagonismo recae sobre la importantísima población de aves que vive o transita por aquí al menos una vez al año. Se han llegado a contabilizar hasta 250 especies de aves distintas.

Desde águilas reales a cigüeñas negras, todo tipo de anátidas, limícolas o las imponentes avutardas con sus coreografías, pavoneos y cantos o los alcaravanes como especies propias de ambientes esteparios como los que rodean a la laguna.

Si la contemplación de estas aves no te deja como en otra dimensión, preparate para para contemplar a las protagonistas indiscutibles de la Laguna de Gallocanta: las grullas.

Desde el mes de octubre hasta el mes de marzo se pueden observar en estas tierras enormes bandadas de la que podría ser el ave más elegante del mundo, con permiso de la garza.

Aunque se han llegado a contabilizar hasta 10.000 residentes en invierno, la mayoría de 40.000 a 65.000 restantes van y vienen de norte a sur o de sur a norte según la estación. Es una zona de descanso y reponedora de fuerzas para el tránsito hacia su zona de cría en el norte, en verano, o de búsqueda de alimento en el invierno del sur.

La verdadera experiencia para los sentidos y la emoción es sin duda al amanecer o al anochecer, cuando las bandadas de grullas emprenden el vuelo o se disponen a pasar la noche. Es un verdadero placer verlas y escucharlas, con esa majestuosidad que las caracteriza, pareciendo imposible, a la vista humana, que sean capaces de volar con semejantes dimensiones.

Se aconseja la visita al Centro de Interpretación de la Laguna de Gallocanta para conocer mejor como visitar el entorno, cuales son las mejores rutas senderistas y como realizar una visita lo más respetuosa posible con el medio ambiente. Se encuentra en Gallocanta y allí mismo os informarán de el resto de atractivos de la zona.

Entre Teruel y Zaragoza existe un espacio natural digno de un un par de días de viaje en donde compartir y conocer la naturaleza será una ocasión memorable. La Laguna de Gallocanta, el refugio de la grulla.

 

Imagen: Grullas en Gallocanta (wikipedia.org)

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "El refugio de la grulla: Gallocanta"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo