El estrés engorda

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Salud y Belleza

El estrés engorda

Por Mi_Nueva_Edad, | 07 Febrero, 2018

Pudiera parecer que padecer de estrés al menos nos hará perder unos kilitos. No hay mal que por bien no venga. Pero no es cierto, nos hará engordar. El estrés dispone al cuerpo a acumular energía porque se siente en permanente alerta y claro, ensancha tus medidas y deteriora tu salud. Conoce mejor las causas de este aumento de peso y como poner algún remedio.

En permanente amenaza

Existen muchas situaciones cotidianas que nos conducen al estrés. Desde el ámbito de lo laboral (en el caso de que tengas vida laboral, porque el hecho de no tenerla es otra causa para padecerlo), hasta el familiar, ya sea por falta de conciliación como por otras situaciones difíciles del ámbito más íntimo.

Cuando nos encontramos demasiado tiempo nerviosos o ansiosos, damos una señal clara a nuestro cerebro de que algún peligro nos acecha. Nos encontramos en permanente sensación de amenaza, una especie de alerta.

Y claro, si ese peligro se hace real, vas a necesitar un poco de energía suplementaria para salir corriendo o enfrentarte al monstruo. Esa amenaza fantasma, provoca que tu cuerpo esté derivando glucosa a tus músculos ante una inminente actividad física importante. Así que te da un poco de hambre y te dispones a abrir la puerta de tu nevera. Por si acaso.

En un experimento difundido en un programa de la BBC, el doctor Giles Yeo se sometió a una prueba para medir los niveles de glucosa en sangre en situaciones de estrés.

Se detectó que su cuerpo empleaba seis veces más tiempo (unas tres horas) en recuperar los niveles de azúcar que cuando estaba relajado.

Para regular esos niveles glucémicos, el páncreas genera más insulina y todo ello hace que aumente la sensación de hambre, sobre todo de todo aquello que nos proporciona energía rápida: el azúcar.

La importancia del sueño

Las situaciones estresantes suelen ir asociadas a un trastorno del sueño. Es muy común escuchar lo difícil que es para muchas personas conciliar el sueño o simplemente dormir las horas mínimas recomendadas de un tirón.

La interrupción del sueño desequilibra los niveles de azúcar en sangre y despierta el apetito. De nuevo nos volvemos a descubrir con la mano en la alacena.

A su vez, aunque el bollo o las sobras nos sirven de placebo para calmar la ansiedad, los niveles de azúcar se disparan y esto nos impide o dificulta aún más el propio sueño.Las consecuencias son engordar, y todo lo que ello afecta a tu salud integral, inclusive el desarrollo de diabetes tipo 2.

Los remedios

A veces es complicado disminuir los niveles de estrés y también es difícil volver a dormir con un mínimo de normalidad. Sin haber ningún remedio totalmente efectivo, son muchas las cosas que puedes hacer para reducirlo.

Lo primero es que tengas predisposición para enfrentarte a ello.Tomarte la vida de otro modo suena a perogrullo, pero por lo menos hay que intentarlo. Si no consigues cambiar al menos un poco la perspectiva de las cosas no podrás salir de la situación.

Hacer deporte es algo que deberías plantearte si no lo haces ya. Es de los remedios más infalibles.

Por supuesto la relajación. Hay muchos ejercicios respiratorios que te ayudarán a reducir ese estrés si los practicas diariamente. Solo te ocuparán cinco minutos de tu tiempo y notarás pronto la diferencia.

Y si quieres profundizar aún más, lo mejor es que acudas a la meditación regularmente.

A veces, cuando se conoce la causa, es más fácil poner el remedio. Puedes hacerle frente al estrés y parar de engordar para mejorar tu salud.

 

Imagen: Tarta de mandarina (weekendpassion.blogspot.com)

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "El estrés engorda"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo