Ante la contaminación de las ciudades, movámonos gratis

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Medio Ambiente

Ante la contaminación de las ciudades, movámonos gratis

Por Mi_Nueva_Edad, | 22 Febrero, 2018

La contaminación atmosférica es uno de los principales problemas que padece nuestro medio ambiente y en particular nuestras ciudades. La Comisión Europea se dispone a multar a muchas de ellas en Europa. La respuesta de Alemania es implantar a modo de prueba el transporte público gratuito para evitar las multas y preservar la salud de sus ciudadanos.

Ciudades irrespirables

Entre los muchos problemas medioambientales a los que se enfrenta el planeta está la creciente contaminación atmosférica. Los gases de efecto invernadero son una seria amenaza para la vida en La Tierra y no paran de crecer los niveles.

Particularmente en las ciudades, el tráfico rodado se está convirtiendo en una pesadilla para las autoridades y un seguro de muerte para demasiados de sus habitantes. Es un problema casi invisible para muchos.

Nos vendrá a la memoria aquel vídeo de un madrileño preguntándose delante de una cámara que donde estaba la contaminación, que él no era capaz de verla. Claro, todo lo que no vean mis ojos no existe. Lo peor es que no parecía un señor poco instruido.

Solo en Europa, se calcula que mueren unas 400.000 personas al año por respirar aire urbano. Un aire que muchas veces no somos capaces de ver a simple vista pero que es auténtico veneno.

No estamos a los niveles de ciudades asiáticas como Pekín, en donde ni siquiera se puede salir a la calle durante días y en donde la visibilidad más allá de unos metros es prácticamente nula, pero el problema es serio, muy serio aquí.

Ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia y muchas otras en España, ya toman medidas contra la contaminación restringiendo el tráfico rodado en los días más críticos y aún así, son medidas insuficientes.

Lo sorprendente es que en la cabeza de muchos neoneanderthales, políticos y ciudadanos, bulle la mala uva y la irresponsabilidad atacando estas políticas sabiendo que se toman, y mucho más drásticamente, en todo nuestro entorno europeo. Lo hacen incluso a sabiendas de que las multas multimillonarias están por caer.

La Comisión Europea a dado luz verde al castigo y muy especialmente a España, Italia, Francia y Alemania. La estupidez sin límites de muchos humanos va a permitir que respiremos auténtico veneno y que encima tengamos que pagar, de nuestros bolsillos, miles de millones de euros en multas en detrimento de nuestro sistema sanitario, nuestra educación o nuestra ley de dependencia.

De los miles de millones destinados a rescatar autopistas y bancos o a comprar armamento mejor ni hablamos. Si, muchos estamos hasta las narices de tanta sinrazón.

¿Qué hace Alemania?

Pues probar, innovar, intentar salvar el pellejo de sus ciudadanos y de sus arcas públicas. Vamos, lo que debe hacer un buen gobierno En 2018 pretende implantar a modo de experiencia piloto en cinco de sus ciudades más afectadas por alta contaminación (Bonn, Essen, Reutlingen, Mannheim y Herrenberg) el tranporte público gratuito para reducir esos niveles de contaminación atmosférica.

¿Y como la va a financiar? Pues con los impuestos que todo alemán paga y con las multas-fondos multimillonarios creados por Volskswagen, BMW y Daimler tras ser descubierta su estafa con el escándalo del “diesselgate”, esa patraña de las automovilísticas que jugó con la salud de los europeos, especialmente la de niños y personas mayores.

Tal vez no sea la solución definitiva, pero seguro que el saldo será positivo para los alemanes. Tal vez el futuro pase por ahí. Nosotros creemos que si y que merece la pena el intento y quien crea que no, que ofrezca otras alternativas. Vamos, ponte a pensar en otras soluciones.

La contaminación de nuestras ciudades es un grave problema para la salud en Europa y en el mundo. El medio ambiente va hacia el camino del colapso y el experimento alemán de transporte público gratuito no parece una idea tan descabellada.

 

Imagen: Tráfico en Madrid (www.eoi.es)

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "Ante la contaminación de las ciudades, movámonos gratis"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo