Essauira: un paraíso cercano

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Viajes

Essauira: un paraíso cercano

Por Mi_Nueva_Edad, | 02 Febrero, 2018

En la costa occidental de Marruecos nos encontramos, dulcemente, con Essauira. Un viaje que promete relajarte y estimularte a partes iguales. Un encuentro con el mar y con su rica cultura grabada en sus muros. Conoce otro rincón del país vecino, un lugar destinado a ser compartido, con el permiso de los lugareños, por su belleza única.

Mirando al mar

Ya los fenicios caminaron estas tierras y desde entonces que Essauira lleva mirando al Atlántico. La pesca siempre a formado parte de su economía.

El excelente pescado y marisco de la zona ha alimentado a sus habitantes por siglos y cierto molusco del que se extraía el color púrpura, atrajo a los romanos a estas costas.

En el siglo XVI fue refundada por portugueses y ya en el XVIII volvió a pertenecer a los musulmanes de manos del sultán Sidi Mohamed Ben Adelah.

El mar batido por los alisios, su puerto y su aspecto de fortaleza es la estampa más característica de Essauira, aunque su joya se halla murallas adentro en su Medina.

Una de las mejores experiencias que todo aquel que ha visitado la ciudad comparte, es sin duda el paseo por su puerto repleto de pequeñas y artesanales embarcaciones y sobre todo admirar como descargan, a la manera tradicional con una cadena humana, los marineros el rico marisco y pescado que sin duda no vas a poder resistirte a probar en sus muchos restaurantes.

Y como no el espectacular paseo por sus inmensas playas de arena dorada con vistas a la Isla de Mogador, un buen lugar para inspeccionar. Y no te sorprendas de los numerosos surfistas que la eligen para practicar su deporte favorito.

La Medina

Aunque de fuerte carácter musulmán, Essauira conserva un trazado en cuadrícula más parecido a las ciudades europeas. A ello ayuda los numerosos edificios de la etapa portuguesa que se encuentran en la ciudad, algunos de ellos reformados ya en época musulmana.

La Medina de Essauira es un hervidero de paseantes, comerciantes y artesanos y muy fácil de conocer por ese trazado ordenado. No por ello vayas a pensar que se parece a ciudades más turísticas como la cercana Marraketch. Para evitar las mayores aglomeraciones, lo mejor es visitarla fuera de la época estival.

Rodeada de murallas, con numerosos fortines militares mezcla de edificios portugueses, bereberes y franceses de la época del protectorado, tres puertas monumentales, mezquitas como la de Ibn Yussef, la principal, una más que interesante judería, callejones llenos de manufactureros y comerciantes de ebanistería y marquetería, de mercados de pescado y verduras, de especias, de casas encaladas y puertas y ventanas enmarcadas en azul intenso, de maravillosa rejería...la Medina de Essauira es una maravilla y por ello tiene el reconocimiento de Patrimonio de la Humanidad desde 2001.

Sus calles invitan a pasearla lentamente, deteniéndote en todos sus rincones, contemplando cada puerta a cada casa, porque sin duda es todo un espectáculo de lo simple y no podrás contenerte ante tanta fotogenia.

Aunque es una ciudad muy viva, para nada se convierte en estresante. Todo aquí marcha a un ritmo diferente, más pausado y tranquilo. Incluso casi prescinde de los abordajes que suelen padecer los turistas en Marruecos. Por eso cada vez más se convierte en un destino preferido dentro del país.

De hecho es a Orson Wells, que rodó allí Otelo, a Franz Zappa o Jimi Hendrix, que la tuvieron como ciudad fetiche, que debemos parte de la fama de Essauira.

Recuerda que aquí al lado tenemos paraísos por conocer. Marruecos y la hermosa ciudad de Essauira merecen mucho más que un viaje. Un lugar para compartir, relajadamente, sin prisas, y detenerse con el sabor de una de las mejores gastronomías del mundo, disfrutando de su rica cultura y de su intenso olor a mar.

 

Imagen: Essauira (www.wondermondo.com)

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "Essauira: un paraíso cercano"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo