Dmemoria: un proyecto para la memoria

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Comunidad

Dmemoria: un proyecto para la memoria

Por Mi_Nueva_Edad, | 02 Octubre, 2018

Mi Nueva Edad presenta hoy a Beatriz y Vera Bustamante Walter, y a Dmemoria, un poyecto para acompañar y allanar el camino del envejecimiento por medio del bienestar emocional, el potenciamiento de la memoria, de la sociabilidad y el rendimiento intelectual de los adultos mayores para mejorar el funcionamiento del cerebro.

Ellas ofrecen desde talleres a acompañamientos terapeúticos y psicoterapias alejadas de los estereotipos que acompañan a cumplir ya muchos años.

¿Que ÉS SER VIEJO? 


Vivir hasta llegar a una edad avanzada es un logro relativamente reciente. Nos dicen que el promedio de vida del ser humano ha aumentado más años durante el siglo XX que durante todos los milenios anteriores juntos.

Y, sin embargo, nuestra sociedad tiende cada vez más a glorificar la juventud y a representar la vejez como algo que debe evitarse.

A más vida, más oportunidad de madurar, a más madurez, más envejecimiento, a más envejecimiento del cuerpo, menos fuerza física, a menor fuerza física, mayor disposición al conocimiento… 

Más vejez y más oportunidades de madurar no significan que hayamos aprovechado las oportunidades, sólo significa que las ha habido.

Es cierto que la pérdida de capacidades y la ralentización de nuestras habilidades, no siempre se puede llevar con buena disposición. Pero el envejecimiento, no necesariamente tiene que suponer una disminución de la calidad de vida; depende mucho de la actitud que cada uno tiene frente a su propio proceso.

Prepárate

Encontrar nuevas maneras de retarse a uno mismo todos los días, puede ser una buena idea. Esto puede incluir montones de actividades ordinarias, como hacer cálculos mentales en lugar de usar una calculadora, tomar una nueva ruta en lugar de repetir siempre la misma rutina, comer con la otra mano.

Son pequeños cambios que podemos incluir en el día a día y que nos fuerzan a prestar atención y estimular nuestro cerebro para ralentizar el deterioro.

“Lo que quiere el cerebro es aprender”

La estimulación del cerebro debe basarse en la novedad y la complejidad, incluyendo juegos de mesa que se jueguen con otros o todo tipo de actividades que exijan concentración, como aprender otro idioma o tocar un instrumento musical.

Es más, junto con el ejercicio y una nutrición adecuada, un cerebro ocupado social, mental y espiritualmente es más resiliente.

Lo peor para los adultos mayores, es estar aislados

Pero no todo es estimular el cerebro por medio de ejercicios físicos. La teoría de este enfoque holístico, que va más allá de los populares juegos cerebrales frente al ordenador, es que el cerebro se desarrolla mediante una estimulación continua, a lo largo del día, en cualquier tipo de actividad que abordemos.

Practicar con regularidad ciertos hábitos —como ejercitarse, reír y socializar, incluyendo hablar con extraños— te mantienen ocupada y tal vez te ayuden a vivir por más tiempo, pero de lo que no cabe duda es de que pueden hacer tu vida más placentera. “Todos tenemos la capacidad de poner nuestro cerebro en forma para que esté sano”, dice Nussbaum, “y cuanto más pronto, mejor”.

Depende de ti.  

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "Dmemoria: un proyecto para la memoria"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo