Visita Barcelona, ahora más que nunca

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Viajes

Visita Barcelona, ahora más que nunca

Por Mi_Nueva_Edad, | 25 Agosto, 2017

A una semana del triste atentado de Barcelona, Mi Nueva Edad rinde su modesto homenaje a esta ciudad inolvidable. Lugares llenos de atractivos en lo artístico y cultural, barrios detenidos en el pasado e impregnados a la vez de modernidad, monumentos inigualables, color en cada esquina. Ahora más que nunca; viaja, conoce, disfruta y comparte la capital catalana. Porque la queremos.

No esperéis aquí un listado de los lugares imprescindibles para visitar. Seguro que casi todos los conocéis. Además son tantos que nos van a ocupar varias entradas. Hoy recomendaremos solo algunos rincones. Unos más conocidos y otros no tanto. Lugares que suelen pasar desapercibidos al visitante o que directamente ni contempla en su viaje.

Calle Avinyó y el edificio de El Borsí

Esta calle del céntrico Barrio Gótico, sí es una muy conocida por los turistas. Llena de tiendas, bares y restaurantes, sinuosa en algunos tramos y con edificios de interés como el del Gran Café modernista.

Pero hay un edificio que nos encanta particularmente y es el de El Borsí. Situado en la pequeña y encantadora Plaza de La Verónica. Es un edificio neoclásico construido entre 1881 y 1883 que ha tenido diferentes usos.

Llama la atención su estrecha fachada coronada por un frontón, delicadamente decorada y con esculturas clásicas en su cuerpo inferior. No dejéis de deteneros en esta plaza y tomar un refrigerio en la terraza sito en la citada plaza y admirar sus proporciones. Una construcción que contrasta con los espectaculares edificios góticos cercanos y los famosos modernistas.

Santa María del Mar

Muy cerca, en el barrio del Born se encuentra el monumento gótico más importante del gótico catalán y a nuestro modo de ver, uno de los edificios más hermosos de Barcelona.

Este será sin duda, el lugar más concurrido y visitado de nuestra recomendación de hoy, pero no podíamos resistirnos a hablar de él.

Construida a lo largo del siglo XIV, fue sufragada por los propios vecinos del barrio de la Rivera (este es el verdadero nombre del barrio más conocido como el Born). Es una iglesia austera y escasa en decoración que en el exterior presenta una apariencia robusta y horizontal y que sin embargo, se torna vertical en el interior.

Con tres naves separadas por columnas octogonales de gran altura y que giran en semicírculo para formar el altar mayor, da sin embargo la impresión de ser de una sola nave. La elegancia conseguida sin apenas decoración, la sensación de verticalidad y por ende de espiritualidad está tan conseguida, que no deja de ser uno de los edificios góticos más impresionantes del mundo. Una joya que no os podéis perder y que debéis poner en la agenda de vuestra visita a Barcelona.

El Poble Nou y la Plaza de Prim

Este barrio alejado del centro de Barcelona se ha caracterizado por su renovación imparable desde las olimpiadas del 92. En el se conjugan modernidad y tradición como en ningún otro lugar de la capital catalana.

Pero existe una plaza, apenas unas calles en donde se conserva el antiguo aspecto que debía tener el Poble Nou. Se trata de la Plaza de Prim en donde será irresistible no sentarte en ella a comer un buen pescado, rodeado de antiguas casa encaladas que recuerdan a cualquier otro pueblo mediterráneo típico y lleno de encanto, en donde la vida está marcada por pescadores y sus barcas.

Llaman la atención tres viejos ombues (árbol típico de la Pampa) que dominan la plaza. Un verdadero oasis con sabor a pueblo en plena metrópoli.

Parque del Laberinto de Horta

Se trata de los jardines más antiguos de Barcelona (siglo XVIII-XIX) y están situados en el barrio de Horta, en las faldas de la Sierra de Collserola. Aunque lejanos al centro y menos famosos que el Parque Güel de Gaudí o de la Ciutadella, merece y mucho la pena pasar un buen rato en ellos y perderse en su enorme laberinto de setos.

Perteneció a la familia Desvall y fue diseñado por el italiano Domenico Bagutti. En la calma de su interior encontraréis un jardín de formas más rectilíneas neoclásico y otro más anárquico romántico. Un reconfortante rincón para alejarnos de los sonidos de la ciudad aún sin habernos salido de ella. Toda una sorpresa para quien lo conoce.

Barcelona es cultura, arte y modernidad por los cuatro costados, pero también esconde muchas sorpresas si te sales de las rutas establecidas. Viaja, disfrútala y compártela ahora más que nunca. Mi Nueva Edad te invita a conocer a la ciudad sin fin.

 

Imagen: Parque del Laberinto de Horta (wikipedia.org)

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "Visita Barcelona, ahora más que nunca"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo