¡Qué bonito Guadalest!

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Viajes

¡Qué bonito Guadalest!

Por Mi_Nueva_Edad, | 16 Junio, 2017

En la comarca de la Marina Baja de Alicante, hacia el interior, se encuentra uno de los pueblos más bonitos de España. Guadalest aúna encanto, paisaje y naturaleza e historia y culturas en sus muros. Bien merece una escapada, un buen arroz y paseos por sus calles y sierras.

Desde la Edad Media

Aunque su apariencia de pueblo diminuto a primera vista no lo aparente, el Castillo de Guadalest, su verdadero nombre, ha tenido gran importancia por su situación estratégica. Prueba de ello es el castillo que conserva restos del antiguo musulmán y del cristiano posterior.

Aunque a lo largo de la historia estas tierras han pasado por diferentes manos de diferentes casas nobiliarias, fue creado su propio marquesado aquí, llegando a tener un amplio territorio bajo su protección.

El pueblo conserva en sus escasas calles y callejuelas y en las huertas que se precipitan hacia el cercano Pantano de San José de aguas turquesas, ese aire morisco que caracteriza a Guadalest, puesto que hasta la expulsión de los moriscos a principios del siglo XVII, estos se encargaban de cultivar la tierra.

Así nos encontramos con un paisaje marcado por la silueta inconfundible de su castillo, las casas encaladas, las huertas de cítricos, algarrobos, olivos, almendros y palmeras, las sierras de pinos que lo rodean y un pantano de singular belleza en la hondonada.

Cultura y patrimonio

El Castell de Guadalest, su nombre oficial en valenciano, está declarado como Bien de Interés Cultural y Conjunto Histórico-Artístico.

Del núcleo urbano sobresalen tres monumentos:

La Casa Orduña o “Casa Gran”, es una construcción del siglo XVII que destaca sobre toda las demás por sus dimensiones llegando a superponerse sobre la iglesia parroquial. Desde sus bodegas hasta su biblioteca y resto de dependencias se puede visitar y saborear el ambiente que sostenía en el siglo XIX.

La Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción fue construida en el siglo XVIII y aunque ha sido saqueada y malograda sobre todo en la Guerra Civil, todavía conserva el encanto, tras su restauración, de lo humilde y falto de pretensión de la España rural.

También recomendamos la visita a los bajos del ayuntamiento que conserva una prisión del siglo XII.

Más arriba, en lo alto de la peña que domina toda la comarca, nos encontramos con los restos del Castillo de la Alcozaiba. En concreto una torre en ruinas del que fue el antiguo castillo árabe del siglo XI y los restos del conocido como Castillo de San José. Lamentablemente diversos terremotos y la voladura que sufrió en la Guerra de Sucesión, hacen que no podamos disfrutar completamente de su aspecto original. Sin embargo mejor no desdeñar la belleza de la ruina y las impresionantes vistas al pueblo, a las sierras circundantes y al Pantano de San José.

Y no te olvides que por estas tierras, puedes salivar con sus arroces de fama internacional.

En Alicante, Guadalest se presenta como uno de los pueblos más bonitos de España. Un pequeño pueblo cargado de historias y culturas, rodeado de naturaleza y paisajes que dejan sin respiración. Escápate a Guadalest y empápate de su encanto.

 

Imagen: Castillo de Guadalest (Wikimedia Commons)

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "¡Qué bonito Guadalest!"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo