Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Viajes

Escapada a Las Hurdes, tierra con pan.

Por Mi_Nueva_Edad, | 12 Mayo, 2017

Volvemos a proponer un estupendo plan con la escapada rural a la comarca de Las Hurdes, al norte de la provincia de Cáceres. Una naturaleza exuberante en donde el agua discurre por doquier, unos montes y valles con infinidad de rutas senderistas para conocer en compañía y para inmortalizar hermosos rincones si lo tuyo es la fotografía de paisajes.

Las Hurdes, tierra sin pan

Los amantes del cine ya saben de lo que vamos a hablar; de Luis Buñuel y de su célebre documental de 1932.

La comarca de Las Hurdes ha sido a lo largo de la historia un lugar remoto y aislado. En el siglo XIX y principios del XX la España rural, de manera desigual, fue entrando tímidamente en la modernidad.

El retraso era tal, que muchos rincones de esa España sumida en el pasado, se encontraban olvidados por las autoridades. Si hay un lugar que simboliza esta realidad es Las Hurdes.

Muchos fueron los intentos, sobre todo a principios del siglo XX, de sacar a la comarca de su atraso descomunal, de su falta de infraestructuras, de la insalubridad espeluznante con la que vivían sus pobladores. Hasta el propio Unamuno dio la voz de alarma.

El rey Alfonso XIII visitó también la zona y promovió un plan de desarrollo para Las Hurdes, pero no fue hasta el estreno de “Las Hurdes, tierra sin pan” de Luis Buñuel, cuando trascendieron las condiciones infrahumanas en las que vivían los jurdanos.

Lugar idílico

Aunque en la actualidad todavía sigue siendo un lugar remoto y con el peligro constante de la despoblación, Las Hurdes ha salido del retraso que avergonzó a España.

Es uno de los entornos más bellos de la península sin duda, con valles, montañas, naturaleza y pueblos de pizarra con una fotogénia muy especial.

Y es que esta zona del norte de la provincia de Cáceres, con el Valle del Jerte y la Sierra de Gata muy cerca y la Sierra de Francia y de Béjar en Salamanca, constituye una auténtica mina de oro para el turismo rural, con la naturaleza y las costumbres ancestrales como su máximo atractivo.

Agua por todas partes

El Río Batuecas, el Hurdano, el Malvellido, el Malo o Ladrillar, el Esperabán, el Ovejuela y el de los Ángeles recorren sus valles y poblaciones, formando cascadas y piscinas naturales de las que disfrutar sobre todo en el verano.

Esta riqueza líquida, hace que Las Hurdes acoja una flora y una fauna de primer orden.

Castaños, fresnos, madroños, acebos, encinas, olivos, robles, pinos, tejos, enebros, tomillares, jaras, cantuesos o brezos adornan e inundan de perfumes todos los rincones. Cuando visites Las Hurdes, prueba la deliciosa miel que aquí se produce y llévate un par de frascos.

La nutria, la cabra montesa, el zorro, el búho, el águila real, el buitre negro, el jabalí, el gato montés, la jineta, la cigüeña negra…la lista de especies es interminable. Ten siempre a mano tu cámara porque alguno de estos animales te encontrarás en tus caminatas.

Tampoco desprecies la charla con los lugareños. Gentes amables, repletas de sabiduría popular y conocedoras de todos los secretos de Las Hurdes como los petroglifos (relieves paleolíticos) que puedes admirar cerca de las riberas de algunos de sus ríos o los mejores restaurantes para degustar alguno de sus platos típicos regados por el excelente aceite de la zona, a base de setas, de buena carne de cabrito o de cordero y enjuagar la boca con unas jugosas cerezas o manzanas.

Y no te preocupes por aglomeraciones, puesto que aunque el turismo está en auge, la mayoría de sus pueblos no superan los 500 habitantes y muchos no llegan ni a los 150.

Descubre y escápate a Las Hurdes en Cáceres. Hazte con una buena compañía y buen calzado para recorrer las numerosas rutas de senderismo, de ganas de respirar aire puro y remojarte los pies...o algo más. Conoce la tierra, ahora si, con pan.

 

Imagen: Chorrituelo de Ovejuela, Las Hurdes (Wikipedia)

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 comentarios en "Escapada a Las Hurdes, tierra con pan."

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo