Los qanat: ingeniería persa en funcionamiento

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Ciencia

Los qanat: ingeniería persa en funcionamiento

Por Mi_Nueva_Edad, | 26 Abril, 2017

¿Conoces cúal puede ser una de las obras de ingeniería más antiguas del mundo? Los qanat, son acueductos subterráneos construidos en la antigua Persia que aún siguen funcionando. Hoy, en nuestra sección de ciencia, compartimos conocimiento tecnológico ancestral y respetuoso con la naturaleza.

Ingeniería persa

Aunque existen algunas dudas sobre el posible origen de los qanat y algunas fuentes apuntan a la península de Omán o el norte del actual Irán, lo que está claro es que los persas, allá por el año 1000 a.C. empezaron a construir estas magníficas obras de ingeniería declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Los qanat responden a una necesidad de primer orden: el agua. Desde el origen de la civilización persa ubicada en el sur del actual Irán, uno de sus principales retos fue el abastecimiento del agua para consumo humano y para el cultivo.

Como sabemos, esta gran civilización que llegó a ocupar desde los límites con la antigua India hasta el Mediterráneo llegando a ocupar Egipto, Asia Menor y acosar a los mismísimos griegos, ocupó básicamente desiertos.

Así, idearon un sistema de transporte de agua desde los acuíferos subterráneos situados bajo las montañas, hasta las ciudades y terrenos de regadío.

Se excavaba un profundo pozo hasta llegar a la fuente de agua y a partir de ese pozo madre, se iba perforando un túnel con una pendiente muy débil que conducía al destino deseado.

Por ese túnel se construía el canal de agua y cada ciertos metros un pozo lo conectaba con la superficie para poder tener acceso al sistema, extraer la tierra sobrante de la construcción del mismo, mantenerlo limpio, repararlo y ventilarlo.

También se podían construir represas para optimizar los recursos, reservarlos para momentos de necesidad o redistribuirlos entre usos de primera necesidad, regadíos o recreativos. Al final de cada qanat, el agua se distribuía y compartía entre los ciudadanos y cada uno pagaba por la cantidad de agua que necesitaba.

Respetuosos con la naturaleza, construidos con sentido común

Al atravesar zonas especialmente calurosas, se optó por este sistema de canalización subterráneo que permite que sea la propia tierra la que filtre el agua y no perder nada de potabilidad y nada del verdadero oro líquido por evaporación.

Quizás esto nos haga repensar la manera en la que gestionamos hoy en día el agua, la cantidad de ella que perdemos en el transporte y lo que invertimos en su potabilidad. Tal vez nos hayamos perdido un poco por el camino.

De China a América

Los qanat se extendieron a partir de los persas hasta la antigua China gracias a la Ruta de la Seda, pasando por el norte de África, hasta Europa por medio de los árabes y todavía siguen usándose más de 20.000 en todo Irán. El más grande de ellos es el de Gonabad con más de 70 km de longitud y que abastece de agua a 40.000 personas.

Los romanos los usaron y construyeron y los árabes lo generalizaron. Hay qanat o restos de ellos, aunque te parezca increíble, en Marruecos, Siria, Egipto, Sicilia, Lyon, Luxemburgo, Canarias, Andalucía, Murcia, Alicante o Zamora. Incluso se exportó a América tras la conquista.

La ciencia y la tecnología de la antigüedad, en muchas ocasiones no ha encontrado rival en eficiencia y respeto por el medio ambiente en la actualidad. Los qanat persas son el mejor ejemplo de ello. Merece la pena conocer estas fantásticas obras de ingeniería y ponerlas en su justo valor.

 

Imagen: Interior de un qanat (wikimedia commons)

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "Los qanat: ingeniería persa en funcionamiento"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo