El disco del mes: 101 de Depeche Mode

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Cultura y Ocio

El disco del mes: 101 de Depeche Mode

Por Jose Carlos Rodrigo Breto, | 20 Diciembre, 2017

Interprete: Depeche Mode

Título: 101

Discográfica: Mute/Sire Records

Género: Electrónica/Synth Pop

Duración: 1h; 35m.

Número canciones: 20 (2 CD)

Fecha de publicación: 13 de marzo de 1989.

Un clásico de la música electrónica

Esta semana Depeche Mode han visitado España y han tocado en Madrid. Con motivo de este concierto, Mi Nueva Edad propone como disco del mes todo un clásico del grupo, que marcó un antes y un después en su trayectoria discográfica: 101.

101 es un disco en directo, y de ahí la importancia para el grupo, porque es el primer disco en vivo que grababa Depeche Mode, y además, también fue el primero doble. Esto significó todo un reto para la banda que, después de una sólida carrera con seis discos de estudio con relativo éxito, necesitaba demostrar su prestigio y la potencia de su música sobre los escenarios.

El disco fue todo un éxito, llegando incluso a eclipsar a una película documental que se había filmado del mismo concierto. 101 está considerado como uno de los mejores discos en directo de la historia, y eso se debe, en parte, a lo poderoso de sus arreglos electrónicos que alcanzan momentos de una brillantez extraordinaria en las interpretaciones de Never Let Me Down Again, Black Celebration o en las dos piezas finales: Just Can´t Get Enough y Everything Counts, que suenan como nunca antes lo habían conseguido.

El principal logro de este sonido de la banda en vivo fue ganarse el prestigio como un grupo potente en directo, que conseguía hacer de sus canciones himnos, con interpretaciones plenas de fuerza y nervio, tal y como queda demostrado en los cortes Shake The Disease o en Somebody.

Este directo es producto de la gira del disco Music For The Masses, que representó la conquista del mercado americano y el éxito comercial en los Estados Unidos. Reproduce un concierto ofrecido en el Rose Bowl de Pasadena, California —donde se disputó la final del Mundial de Fútbol del 94—, el 18 de junio de 1988, y con el que la banda cierra la década de los años 80, que ha significado la etapa de su consolidación.

Depeche Mode saltó sobre el trampolín del 101 para, desde ese trabajo, convertirse en el grupo de éxito mundial indiscutible que es en la actualidad. Significa el final de una época y el principio de otra, de un nuevo camino que se caracterizará por sonidos electrónicos más innovadores y característicos del grupo, algo que vendrá de la mano de su siguiente disco, Violator, considerado como una de sus obras maestras y la expresión más determinante del sonido Depeche.

Un trabajo, Violator, una consagración musical, con el éxito de público y de ventas, la conquista del mercado americano y la conversión en fenómeno mundial, que no habrían sido posibles sin el espaldarazo y la dosis de confianza que les proporcionó el aclamado 101. Solo necesitamos escuchar la interpretación de People Are People, para comprenderlo.

Se trata de un disco que, además, forma parte de nuestra banda sonora particular de la juventud, y eso siempre es un motivo especial para que lo escuchemos con cariño.

 

Fotografía: José Carlos Rodrigo Breto

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "El disco del mes: 101 de Depeche Mode"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo