Refugio en Alcalá del Júcar

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Viajes

Refugio en Alcalá del Júcar

Por Mi_Nueva_Edad, | 15 Diciembre, 2017

En Albacete, a partir del dibujo que un meandro del río Júcar hace bordeando un pronunciado promontorio de roca, se erige el pintoresco pueblo de Alcalá del Júcar. Rodeado de parajes y naturaleza inigualable, ideal para recorrerla en sus muchas rutas senderistas, supone una escapada ideal para compartir el sabor a pueblo con su estética perfecta de casas encaladas.

Conjunto Histórico-Artístico

Efectivamente, el conjunto urbano de Alcalá del Júcar merece esta distinción. Nada más acercarnos al pueblo, nos invade la emoción por semejante estampa de una belleza difícil de superar. Las claras aguas del río Júcar, ideal para el baño en época estival, serpentean en torno a casas encaladas que ascienden en pronunciada pendiente hasta llegar a lo más alto en donde se sitúa su imponente castillo.

El castillo, aunque con alguna reforma posterior, es de época almohade (siglos XII y XIII) y tiene una apariencia de vigía inexpugnable. En él se ambientan dos versiones de una leyenda que no queda muy clara entre el moro Garadén y la bella Zulema. De planta pentagonal y coronado por almenas, es el perfecto colofón para Alcalá del Júcar. Desde allí las vistas son impresionantes tanto del pueblo como del repentino barranco que termina en las aguas del Júcar.

La Iglesia de San Andrés es otro de los grandes monumentos que nos encontramos en el pueblo y que rompe con su color tierra, junto con el llamado “Puente Romano” o “Puente Viejo”, el castillo y los tejados de las casas, el blanco puro de sus fachadas.

Es el citado puente, de origen tardo-medieval es una presiosa obra de ingeniería en piedra y uno de los lugares más pintorescos y románticos de todo el pueblo. Un rincón para detenerse, contemplar el casco urbano trepando hacia el castillo y relajarse con el rumor del agua.

La peculiar Plaza de Toros es una de las más antiguas de España y sorprende por estar construida en roca y mampostería y tener un trazado irregular. Tiene apariencia de coliseo romano y está adaptada al terreno sobre la que se ubica. Se utiliza tanto como coso taurino como teatro.

No te pierdas las casas cueva excavadas en la roca en el mismo corazón del pueblo de principios del siglo XX.

Otra visita obligada es a la Ermita de San Lorenzo, patrón de Alcalá del Júcar, a las afueras del pueblo y asentada sobre un montículo junto a un meandro del río.

Su naturaleza

Alcalá del Júcar es la capital de la comarca de La Manchuela albaceteña. Una zona que sorprende por estar dotada de mayor humedad, mayor masa forestal y orografía más escarpada que otras zonas manchegas marcadas por la llanura.

En breve el Júcar se internará en tierras valencianas que junto con su afluente el Cabriel, hacen de La Manchuela un oasis diferenciado dentro de la provincia.

Las Hoces del Júcar son el espectáculo natural más impresionante de la zona. Gargantas profundas de hasta 100 metros, zonas aptas para deportes como el senderismo, el barranquismo o el descenso por sus aguas tranquilas, además de ser una zona idónea para el avistamiento de aves rapaces y buitres leonados que viven en las escarpadas paredes y zonas de bosque de pinos, encinas y sabinas.

Además puedes recorrer el Paraje Natural del Tranco del Lobo, en el vecino pueblo de Casa de Ves con abundante riqueza natural y paisajística y que está marcado por la antigua central hidroeléctrica, y el Embalse del Molinar precedido continuado por las abruptas gargantas del Júcar. Sin duda dos lugares que merecen la pena recorrer.

Alcalá del Júcar tiene fama de ser uno de los pueblos más bonitos de España y lo cierto es que lo es. Os animamos a visitarlo y disfrutarlo compartiendo unos días de relax paseando sus empinadas calles, sus rutas senderistas que atraviesan su rica naturaleza. Albacete es una provincia sorprendente, con contrastes que ni te imaginas. El Júcar, sus hoces, sus meandros y sus pequeñas huertas, es el que da a la comarca esa personalidad tan especial. Piérdete unos días.

 

Imagen: Alcalá del Júcar (commons.wikimedia.org)

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "Refugio en Alcalá del Júcar"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo