Reconecta en Maderuelo

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Viajes

Reconecta en Maderuelo

Por Mi_Nueva_Edad, | 24 Noviembre, 2017

Hoy, en viajes, nos vamos un par de días de descanso al bello y pequeño pueblo medieval de Maderuelo, al nordeste de la provincia de Segovia. Disfrutar de bellos paisajes en calma, de su naturaleza salvaje, de sus calles y plazuelas ancladas en el pasado, compartir largos paseos por su entorno y de su buen comer. La escapada perfecta para conectar con uno mismo y desconectar del ruido que nos acompaña con demasiada frecuencia.

El encanto de lo pequeño

Maderuelo es una pequeña villa con escasos habitantes en invierno. Apenas supera los 150 y es colindante con las provincias de Soria y Burgos.

Se sitúa en una colina frente al Embalse de Linares y en la vega del río Riaza.

Las razones por las que proponemos esta visita son varias. En primer lugar porque su belleza es incuestionable. Está declarado Conjunto Histórico sobre todo por su legado cultural románico y también para defender de alguna manera estas tierras castellanas de su más tremenda enfermedad: la despoblación. Por suerte, en la actualidad, es el turismo rural lo que está salvando a Maderuelo del olvido.

Fue tras la reconquista cristiana cuando esta villa tuvo mayor relevancia. Repoblada por el conde Fernán González en el siglo X tras el abandono de los musulmanes, alcanzó su máximo esplendor en el siglo XII. Sin embargo su decadencia llegó pronto. Sobre todo en el siglo XII y XIV cuando sus habitantes partieron hacia el sur para repoblar otras zonas conquistadas más al sur.

Su legado artístico

El promontorio donde se ubica es un entramado de callejuelas y plazas rodeadas por murallas de origen musulmán pero muy reformadas en época cristiana. Quedan algunos vestigios en sus muros y torreón y puertas reaprovechadas en algunos de sus edificios más emblemáticos así como en su castillo.

De su muralla lo más célebre es la llamada Puerta de la Villa por la que se accede al conjunto.

La Iglesia de San Miguel es también de origen románico y es una sencilla y austera construcción envuelta por el sobrecogimiento de luz tenue que caracteriza al estilo.

La Iglesia de Santa María también cuenta con partes románicas como su portada sur. Es la principal y más grande parroquia de Maderuelo y es una amalgama de varios estilos que abarcan desde restos musulmanes a mudéjares hasta añadidos y reformas del siglo XVI hasta el XVIII con su espadaña. Muy llamativo es su gran ábside y su bonita techumbre de madera. De esta iglesia se pueden observar distintos elementos de las hasta trece iglesias y conventos con los que contó la villa.

La Puerta del Barrio, casas blasonadas y hermosos rincones y plazas completaran la visita a Maderuelo intramuros.

En el exterior de sus muros no puedes dejar de visitar la Ermita de la Vera Cruz. Una encantadora construcción que albergaba unas interesantes pinturas románicas que hoy podemos admirar nada más entrar al Museo del Prado en Madrid.

También hay que destacar el Puente Medieval que atravesaba el río Riaza y que solo se puede disfrutar cuando las aguas del Pantano de Linares están muy bajas. Cosas que se hacían sin mucha consideración en el pasado reciente. Eso y sepultar al pueblo de Linares del Arroyo que yace en su lecho. Gracias a la sequía es bastante frecuente la contemplación de este puente.

También cabe denunciar que la creación de este embalse para un bien, causo una grave herida en Maderuelo al sepultar gran parte de sus tierras más fértiles.

De paseo por las Hoces del río Riaza

Este Paraje Natural es un lugar ideal para disfrutar de rutas senderístas y la contemplación de fauna salvaje como el buitre o el alimoche. Un lugar realmente especial que necesita al menos de un día para disfrutarlo al máximo, conectar con la naturaleza y después reponer fuerzas en el pueblo con un buen lechazo que da fama a la gastronomía de Maderuelo.

En viajes recomendamos esta escapada al pueblo de Maderuelo para disfrutar y compartir su sosiego, su naturaleza, su cultura medieval y re-conectar aquello que se suelta con el estrés. Vámonos a la Segovia más escondida.

 

Imagen: Vistas de Maderuelo (101lugaresincreibles.com)

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "Reconecta en Maderuelo"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo