La Torre Tesla: un mundo de energía sin cables

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Ciencia

La Torre Tesla: un mundo de energía sin cables

Por Mi_Nueva_Edad, | 25 Enero, 2017

¿Te imaginas un mundo sin cables, con energía casi gratuita, ilimitada y con máximo respeto al medio ambiente? Lo soñó y proyectó a principio del siglo XX el mayor inventor de la historia: Nikola Tesla. Queremos compartir este proyecto que ahora podría hacerse realidad gracias a la tecnología actual. Amigos y amigas del progreso bien entendido, esto os interesa porque podríais formar parte de ello.

La Torre Tesla o Torre de Wardenclyfe

Nikola Tesla, es probablemente el inventor más grande que haya dado la historia. Nació en la actual Croacia en el seno de una familia serbia y después se trasladó a EEUU en donde se nacionalizó.

Su mayor enemigo fue Edison y sus investigaciones sobre física, electromagnetismo, electricidad y mecánica son claves para entender la evolución tecnológica del siglo XX.

Entre sus muchos proyectos hubo uno, el más ambicioso quizás, que nunca pudo terminar: La Torre Tesla o Wanderclyfe.

Se llegó a construir, pero antes de su finalización fue abandonado el proyecto. Los motivos no están claros, pero tal vez fuese debido a que su financiador, el banquero J. P. Morgan (¿os suena de algo?), abandonó el proyecto encandilado por la invención de la radio a manos de Marconi.

“Grosso modo”, esta torre tendría la capacidad de recibir y redistribuir energía de manera inalámbrica a grandes extensiones del planeta.

Dos físicos rusos han retomado el proyecto

Leonid y Sergey Plejanov, son dos jóvenes científicos convencidos de que el proyecto de Tesla, podría llevarse a cabo con los medios de los que disponemos en la actualidad.

Afirman que en tan solo un día de insolación en el desierto del Sahara, por medio de paneles solares y de una torre de transmisión de alto voltaje, podrían suministrar toda la electricidad que el mundo necesita en un año.

Esto quiere decir que el mundo se podría abastecer de energía renovable y limpia y podría suponer el fin de las energías contaminantes que ponen en riesgo el medio ambiente como la proveniente de combustibles fósiles como el carbón, el petróleo o la energía nuclear.

Ahora nos asalta una duda razonable: ¿las grandes corporaciones energéticas, en el caso de que tengan éxito los hermanos Plejanov, aceptarán y asumirán este revolucionario invento? ¿Se subirán a este carro o pondrán zancadillas al progreso?

De nuevo, el problema es la financiación

Se han propuesto intentarlo construyendo una torre a escala a modo de prototipo. Su único problema es de nuevo la financiación.

Calculan que son necesarios 800.000 dólares para ello, por eso han lanzado una campaña de crowfounding pública para aquellos que quieran formar parte de su sueño. Así que tu también puedes contribuir en la medida de tus posibilidades.

Amigos y amigas, la Torre Tesla podría convertirse en la mayor revolución de la tecnología de todos los tiempos. Energía ilimitada para compartir, respetuosa con el medio ambiente, sin cables y para todo el mundo. Nikola Tesla lo soñó. ¿Por qué no salimos de dudas?

 

Imagen: Torre Tesla en la prensa de la época (commons.wikimedia.org)

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "La Torre Tesla: un mundo de energía sin cables"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo