El oasis de La Mancha

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Viajes

El oasis de La Mancha

Por Mi_Nueva_Edad, | 09 Septiembre, 2016

Las Lagunas de Ruidera, entre Albacete y Ciudad Real, son consideradas como uno de los humedales más bellos de la península.

Hoy te proponemos en nuestra sección de viajes, una escapada a este Parque Natural, en donde podrás compartir unos días de amistad en buena compañía y relajarte en sus aguas cristalinas rodeado de naturaleza exuberante.

El agua que brota

La formación de estas 15 lagunas de distinto tamaño, se debe al afloramiento de aguas subterráneas del acuífero 23 en el valle del Río Pinilla o Guadiana Viejo o Alto.

Las formaciones de toba calcárea o travertino, separan y conectan una laguna con otra mediante arroyos y cascadas, al estar situadas a diferentes alturas.

El proceso se inicia con las lluvias que se filtran en la roca calcárea. El agua se enriquece con CO2 y con calcio y carbonato hasta que desaparece cuando brota a la superficie. Solo existe otro lugar comparable en Europa y se encuentra en Croacia, concretamente el Parque Natural de Plividje.

Quince más una

Las quince lagunas se complementan con el Embalse de Peñarroya que también está incluido en el parque natural y perfectamente integrado.

Son lagunas de distinto tamaño y aguas cristalinas, conectadas entre si por innumerables cascadas y saltos de agua o por senderos de fácil recorrido a pie o incluso en bicicleta.

Oasis

Sorprende este espacio por estar situado en medio del Campo de Montiel, con la vegetación típica manchega, entre vid, cereal y algún que otro cultivo de regadío.

Casi de repente, la vegetación se espesa, aparecen árboles y plantas de ribera, aves acuáticas y ese sonido embriagador del agua que fluye y se precipita.

Se asoman muchas playas fluviales en torno a las lagunas aptas para el baño e incluso para recorrerlas en piragua.

Más que hacer

Además, puedes hacer diversas excursiones por la zona.

El Castillo de Peñarroya a orillas del pantano del mismo nombre es digno de admiración y es de época medieval. Las ruinas del Castillo de Rochafrida son otro de los lugares dignos de la contemplación.

La Cueva de Montesinos es otro de los lugares más visitados del parque. Se accede a ella por una senda y la visita debe ser concertada previamente. Esta cueva es célebre por deasarrollarse en ella dos de los capítulos de El Quijote.

Para terminar este rápido recorrido, no te olvides que en la zona puedes encontrar diversos establecimientos hosteleros en donde degustar la rica gastronomía manchega y sus excelentes caldos.

Y una advertencia: las formaciones de toba no se pueden pisar, ya que son de gran valor paisajístico y geológico.

 

Fotografía: Pixabay.com

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "El oasis de La Mancha"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo