Conoce más sobre el sexo tántrico

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Salud y Belleza

Conoce más sobre el sexo tántrico

Por Mi_Nueva_Edad, | 28 Septiembre, 2016

El sexo tántrico es una técnica milenaria oriental que proviene del budismo y asimilada por el hinduismo a través del yoga y muy recomendable para los mayores de 50.

Se trata de compartir momentos de placer sexual, pero con el objetivo de alcanzar estados mentales alternativos y de éxtasis. Permite conocer mejor tu cuerpo y tu mente, y el de tu pareja, a través de la relajación y la meditación.

Es una reintegración del individuo en la pura conciencia primordial, una liberación y expansión del yo.

Sepamos un poco más

Muchos piensan que la penetración no tiene cabida en esta técnica, pero no es así en todas sus corrientes. Eso si, la penetración aquí no es lo más importante y el orgasmo queda postergado lo máximo posible para poder así potenciarlo. Es una técnica que necesita práctica y tiempo y la máxima concentración y relajación.

El fin último es alcanzar un estado mental tan puro, que nos lleve a disfrutar del placer de conectar cuerpo y mente propios con el de la pareja. El acto sexual se prolonga lo máximo posible, las prisas no existen, los preliminares son los protagonistas, las caricias, la sensualidad, la respiración, las miradas son lo verdaderamente importante para alcanzar el éxtasis.

Los pasos

En primer lugar hay que preparar el espacio lo mejor posible. Esto es todo lo contrario al “aquí te pillo y aquí te mato”. Una luz tenue, una música relajante, y un espacio cómodo son de mucha ayuda.

A continuación, la pareja debe situarse frente a frente y comenzar un proceso de respitraciones en los que mientras uno inhala, el otro exhala, permitiendo así que la energía fluya entre los dos.

Cuando la concentración se haya conseguido, el siguiente paso incluye al tacto con uno mismo y después con la pareja. Pequeñas caricias por todo el cuerpo que más tarde se irán concentrando en las zonas erógenas.

Besar en una parte primordial. Muchas veces y sobre todo en las parejas de larga duración, se olvida esa parte. Sin embargo en el tantra, es un eje vertebrador.

Se incluirá la penetración pero de manera estática primero y con suaves y ondulantes movimientos después. Hay que tener en cuenta que esta parte sólo representa un 20 o un 30 % del acto.

Finalmente se alcanzará el orgasmo como nunca antes lo hayas sentido y recorrerá todo tu cuerpo, no sólo los genitales, alcanzando ese estado físico-mental deseado.

Más calidad

Como el sexo está menos genitalizado y requiere de una dedicación especial, para aquellas personas que lo dominan supone un disfrute sin comparación. Los hombres consiguen tener orgasmos sin eyaculación y son capaces de convertirlos en múltiples.

Por eso es una técnica ideal para los mayores que quieren reencontrarse con sus parejas y hacer de su vida sexual un constante descubrimiento. Es una forma de buscar el placer por otros cauces a los habituales, de hacer del sexo una constante búsqueda, una comunión entre cuerpo y mente y huir de la monotonía.

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "Conoce más sobre el sexo tántrico"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo