Azul intenso y verde esmeralda en Madeira

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Viajes

Azul intenso y verde esmeralda en Madeira

Por Mi_Nueva_Edad, | 05 Agosto, 2016

Las Islas Madeira son un verdadero Eden. Compartir varios días con amigos, en el sosiego de uno de los afortunados archipiélagos subtropicales del Atlántico, se convierte en uno de los destinos más atractivos tanto para jóvenes como mayores. Uno de los viajes perfectos para tus vacaciones, en cualquier época del año.

Conoce su geografía y su color

De origen volcánico y a tan solo 500 km de Tenerife, consta de dos islas principales; Madeira y Porto Santo y otras más pequeñas deshabitadas llamadas las Islas Desertas y las Salvajes.

Sus paisajes marcados por altas cumbres de hasta 1800 m que descienden hasta el mar, sus bosques de ensueño de Laurisilva de Madeira, sus permanentes mantos de flores y plataneros, sus escarpados acantilados y sus kilómetros de playas son el lugar ideal para relajarte.

El clima templado todo el año que no supera los 33º en verano y no suele bajar de los 17 en invierno, su sol y las lluvias abundantes pero poco molestas, hacen de ellas el vergel que son.

Por otra parte la temperatura del agua llega a alcanzar los 26º en verano y en algunas zonas no baja de los 20º en todo el año, ya que las islas se encuentran afectadas por la corriente del Golfo.

La ciudad

Furchal es su capital. Una bella y tranquila ciudad si es lo que buscas, pero con una vida nocturna muy atractiva. Se sitúa al sur de la isla de Madeira, entre montañas y en la zona más asolada de las islas.

Numerosos monumentos desde el gótico manuelino al barroco, gastronomía basada en su rico pescado combinado con plátano, el excelente vino de Madeira, los paseos y las vistas al mar azul brillante, son algunas dosis de buena miel con el que seducir tu paladar.

Por tierra y mar

Son muchas las rutas senderistas para recorrer en su interior y por la costa. En principio podrían parecer difíciles pero hay para todos los gustos y fuerzas.

En ellas encontraras praderas, bosques encantados, cascadas de aguas límpidas y naturaleza en estado casi virgen. No hay que olvidar que en estas islas se pueden hallar multitud de especies que no podrás ver en ninguna otra parte del mundo.

Reservas marinas y ballenas

Sin duda alguna, es uno de los puntos calientes de avistamiento de cetáceos del mundo. Imprescindible embarcarte para verlos en cualquier época del año y experimentar la más pura sensación de libertad que estos increibles animales provocan.

Desde multitud de tipos de delfines y ballenas como el rorcual boreal, ballena jorobada, cachalote o calderón a tortugas bobas, focas monje en infinidad de peces, si lo que te gusta es el submarinismo.

Piénsalo muy bien, porque Madeira es de esos destinos que no tenemos mucho en cuenta a la hora de organizar una escapada y realmente supondrá uno de esos lugares a los que querrás volver una y otra vez.

 

Fotografía: Costa del este (Pixabay.com)

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "Azul intenso y verde esmeralda en Madeira"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo