El principio de todo: el Big B...ounce

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Ciencia

El principio de todo: el Big B...ounce

Por Mi_Nueva_Edad, | 03 Agosto, 2016

Casi todo el mundo conoce la teoría más extendida sobre el origen del universo: el Big Bang.

Sin embargo, no es la única teoría respaldada por la ciencia que intenta dar respuestas del inicio de todas las cosas. Queremos compartir, de manera muy somera, otra hipótesis que cada vez tiene más adeptos: el Big Bounce.

Un Big Bang dentro del Big Bounce

Al principio de los tiempos (aunque al principio no había tiempo), todo se concentraba en un punto de masa descomunal que acabó estallando y expandiendose, formando lo que hoy conocemos como el universo. De hecho ese movimiento de expansión sigue teniendo lugar hoy. Es lo que llamamos el Big Bang, el principio de todo, del tiempo y del espacio.

Pero cierto sector de la ciencia, astrónomos y físicos, defienden otros postulados.

El Big Bounce es una suerte de bucle infinito por el cual el universo en su expansión, llega a colapsarse (en lo que se llama un Big Crunch) y concentrarse de nuevo en un punto de masa (inconcebiblemente descomunal para el cerebro humano), para después volver a estallar.

Sería algo así como un rebote interminable. Como si pelotas de tenis fueran lanzadas desde un punto determinado en el centro de una habitación y en todas direcciones, para chocar después con sus paredes, volver al punto de lanzamiento y comenzara otra vez el proceso de manera infinita.

Estamos ante infinitos Big Bang, dentro del Big Bounce.

Las dudas razonables 

La teoría de la Gravedad Cuántica de Lazos formulada por Abhay Ashtekar veinte años atrás, defiende que las partículas más pequeñas que conocemos, más allá del propio átomo, cuando terminan su expansión, vuelven a concentrarse en un mismo punto. El problema es que las partículas más elementales o cuánticas, no se comportan de la misma manera físicamente que el universo en su concepción de inmensidad. Es lo que se llama universo asimétrico.

Si esto es así: ¿como se explica el Big Bounce si hay diferentes comportamientos físicos según la escala?

Pues bien, según los defensores del “Gran Rebote”, hay dos momentos de confluencia de leyes. Una se produce al inicio del Big Bang y otra al final de la gran expansión. Es lo que se ha llamado como simetría conforme.

¿Y si el Big Bounce nunca ha sucedido?

Como el universo sigue su viaje hacia ningún sitio, enfriándose cada vez más, cabe pensar que llegará un momento en el que la propia materia se desintegrará en partículas tan pequeñas, que todo quedará en la oscuridad más absoluta y el frío más total. La muerte térmica.

También pudiera ser, que después de ese extremo, se siguiera expandiendo hasta el Big Rip, en el que no existirá el tiempo, ni el espacio, ni la materia, ni ningún tipo de energía. La Nada más absoluta.

Tranquilos, no vamos a sufrir

Si alguno de estos postulados llegara a tener lugar, nunca los veríamos. El ser humano se habrá extinguido muchos, pero que muchos millones de años atrás.

Mientras que el universo sigue su largo viaje, mientras que viajemos a grandes velocidades nosotros con él, seguiremos preguntándonos sobre “comos” y “por qués” y continuaremos atrapados por la celda que supone nuestra imaginación para llegar a comprender el universo

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "El principio de todo: el Big B...ounce"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo