Cascadas en la naturaleza, en el Monasterio de Piedra

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Viajes

Cascadas en la naturaleza, en el Monasterio de Piedra

Por Mi_Nueva_Edad, | 19 Agosto, 2016

La comarca de Calatayud en Zaragoza, comparte muchos atractivos. Su rica gastronomía, el excelente vino y mucho más. Uno de sus más preciados tesoros y un viaje que no te puedes perder es al Monasterio de Piedra. Conoce este entorno natural y cultural en una escapada con amigos y siempre querrás volver.

El monasterio

De origen cisterciense y fundado en el siglo XIII por monjes catalanes venidos del Monasterio de Poblet, está situado en el término municipal de Nuévalos en pleno Sistema Ibérico. Declarado Monumento Nacional, en él podemos apreciar distintas fases constructivas:

La más antigua de estilo románico tardío la encontramos en los restos de su iglesia que fue destruida parcialmente hacia el 1800.

La segunda fase es la cisterciense con el magnífico claustro, austero y de arcos apuntados como es típico de este estilo y el propio monasterio con partes de esta época y otras, como la gótica-renacentista o las celdas barrocas del siglo XVIII y el palacio ya neoclásico.

También podremos admirar la bonita torre mudejar.

Actualmente y tras la desamortización de Mendizabal, no tiene uso religioso sino turístico y hotelero con un estupendo spa.

El Río Piedra, sus lagunas, cascadas y grutas

La visita a este entorno privilegiado se completa con el recorrido en esta reserva natural. El Río Piedra forma una serie de lagos y cascadas de una belleza exquisita. Esto se debe a su geología de piedra caliza que produce el llamado fenómeno kárstico de aguas que se filtran y generan nuevos sedimentos.

El bosque de rivera con olmos, arces, chopos, alisos o fresnos, cobija muchas especies animales con especial atención a su fauna acuática y a las rapaces y aves dependientes del agua.

En cuanto a las cascadas la más espectacular es la llamada Cola de Caballo con 50 metros de altura. Sin embargo no le quedan a la zaga otras como la cascada La Caprichosa y muchas otras menos ampulosas, pero de especial belleza y delicadeza como el Baño de Diana, la Cascada Trinidad, los Frenos Altos y los Bajos, La Fuente del Señor o la Cascada Iris por mencionar sólo algunas.

El Lago de los Patos o el Lago del Espejo son dos hermosos estanques de aguas plácidas y transparentes en el que poder observar la preciada trucha.

Además de estos atractivos, el parque está cuajado de bellas grutas debido a su morfología kárstica que puedes visitar y que fueron descubiertas por el propio fundador del mismo, Juan Federico Muntadas

El parque tiene un perímetro relativamente reducido, así que recorrerlo no supondrá grandes esfuerzos ni tiempo.

Algunas recomendaciones

Es mejor visitarlo fuera de la época estival y entre semana que está menos masificado. La entrada cuesta unos 15 euros más el parking si vas en coche.

También puedes presenciar una exhibición de cetrería si eres aficionado a las aves rapaces o la primera piscifactoría de España creada en el siglo XIX.

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "Cascadas en la naturaleza, en el Monasterio de Piedra"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo