Garajonay: de ensueño

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Viajes

Garajonay: de ensueño

Por Mi_Nueva_Edad, | 12 Agosto, 2016

Uno de los viajes más encantadores que puedes hacer a las Islas Canarias es a la isla de La Gomera y a su Parque Nacional de Garajonay. Un espacio tan singular y único en el mundo, que te llevará a compartir unos días imborrables de convivencia, amistad y perfecta armonía con la naturaleza salvaje.

La leyenda

Gara, una joven princesa de La Gomera, recibe la visita en una fiesta local del príncipe Jonay, de la vecina isla de Tenerife. Inmediatamente sus miradas se cruzaron y un profundo sentimiento de amor surgió entre ellos.

Pero el Teide decidió echar fuego y el joven tuvo que partir con su familia de regreso a Tenerife. Él no se resistió a su amor y a pesar de la prohibición de las familias de los enamorados de mantener su relación, decidió cruzar a nado la enorme distancia entre ambas islas.

Cuando ambos se encontraron su amor era tan fuerte, que decidieron huir del encono de sus progenitores para impedir su amor a lo alto de la Gomera. Una vez en las cumbres y acosados por el sinsentido que pretendía separarlos, decidieron atravesar sus pechos, al unísono, con un palo afilado por las dos puntas para continuar su idilio por la eternidad.

Desde entonces, y gracias a sus bellos nombres, estos bosques y altos cerros de hasta 1487 metros de altura recuerdan su trágica historia de amor.

El monteverde

Si por algo es famoso el parque, es por contener el más importante bosque de laurisilva de toda Europa. Éstos, que en el ternario poblaban todo el Viejo Continente, resisten aquí con sus caprichosas formas y su vestido de musgo y líquenes, alimentados por la bruma casi permanente.

Así que estos bosques con más de veinte especies de árboles como el loro, el haya, el palo blanco, el acebiño o el brezo arbóreo con sus impresionantes tallas, más que en ninguna parte del mundo, y los helechos, forman la verdadera estampa de bosque encantado que todos tenemos en la retina.

Además encontramos unas 120 especies endémicas de canarias y muchas que sólo podemos encontrar en La Gomera.

Su fauna también es destacable, sobre todo invertebrados, reptiles y aves como la paloma turqué y rabiche.

Un entorno con muchos títulos

Y no es para menos. Por su singularidad, belleza y riqueza ecológica, es Parque Nacional desde 1981, Patrimonio de la Humanidad desde 1986, Reserva de la Biosfera y Zona de Especial Protección para las Aves.

A ello también contribuye su geología basáltica de origen volcánico, la ausencia de poblaciones humanas dentro del mismo, sus altos y escarpados roques y una completa red de sendas que parten de sus inmediaciones, en los núcleos de población que lo bordean.

El silbo

En esta hermosa isla, también puedes disfrutar de calas, de impresionantes vistas al mar y a las otras islas cercanas en sus altos miradores y por supuesto deleitar tus oídos con el famoso lenguaje autóctono del silbo gomero. Todo un lenguaje tan particular, que le ha dado fama mundial y que se integra como pocos con la madre naturaleza.

 

Imagen: Flicker.com

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "Garajonay: de ensueño"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo