La batalla contra bolsas y ojeras

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Salud y Belleza

La batalla contra bolsas y ojeras

Por Mi_Nueva_Edad, | 04 Mayo, 2016

¿Quien no se ha levantado una mañana, se ha mirado al espejo y se ha asustado de lo que veía? Éste, las ojeras y las bolsas, a veces se convierten en nuestro principal enemigo.

Por eso queremos compartir algunos remedios caseros amigos para combatirlas, teniendo en cuenta que los mayores de 50 se ven más afectados. Por cierto que, huelga decir, que no es un problema que afecte especialmente a un género.

A priori puede parecer un tema banal (y en cierta forma lo es), sin embargo, sentirse a gusto con uno mismo no lo es tanto y más cuando lo tenemos al alcance de la mano.

¿Por qué salen?

La primera razón es genética. Ante este motivo tampoco podemos obsesionarnos demasiado...pero algo podemos hacer.

La pérdida de grasa en la zona puede ser una de las causas de su aparición.

El consumo de alcohol frecuentemente y el tabaco tampoco ayudan mucho.

La piel del contorno de los ojos es probablemente la más fina de todo el cuerpo. Por ello es más fácil que la zona se vea oscurecida por la sangre que circula justo debajo, apareciendo así la temida ojera.

Si no has dormido bien, este es otro de los motivos por los que pueden aparecer o acentuar las bolsas y las ojeras.

Si tu dieta es pobre en hierro, es más que probable que el contorno de los ojos se oscurezca, puesto que fomenta la aparición de pequeños coágulos de sangre justo debajo.

La retención de líquidos o la pérdida de tono muscular, también acentúan y propician el descolgamiento de la piel y la hinchazón de las horribles bolsas.

¡A por ellas!

1. En primer lugar duerme bien y nunca boca abajo. No es bueno para ellas ni para ti en general. Procura que tu cabeza siempre esté más alta que tus pies.

2. Come alimentos que te aporten hierro: verduras de oja verde como las espinacas, carne o legumbres aderezadas con vinagre o limón, cocinadas con laurel o con una buena dosis de vitamina C tras su ingesta.

3. Evita la retención de líquidos. Así que frena tu consumo de sal.

4. Haz ejercicios para fortalecer los músculos de la zona ocular. Bastará con unos minutos al día cuando te levantes movilizando la zona de los ojos. Puedes abrir durante diez segundos todo lo que puedas los ojos (como Gloria Swanson en “El crepúsculo de los dioses”. Será divertido, sobre todo si alguien te observa), para luego cerrarlos durante otros tantos fuertemente. Después no te olvides de cerrarlos suavemente durante un minuto para relajar la zona.

5. El frío es tu principal aliado. Existen desde antifaces que puedes introducirlos en la nevera o puedes aplicar el típico pañuelo con un hielo dentro.

6. El tópico del pepino funciona, sobre todo frío. Tiene principios activos y vitaminas que mejoran la elasticidad de la piel, la pigmentación y las arrugas. Pero además, el jugo de limón, una rodaja de naranja, el tomate, un poco de manzana o de cualquier otra fruta y todo ello siempre en frío, te puede funcionar perfectamente.

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "La batalla contra bolsas y ojeras"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo