Las aventuras del ingenioso Miguel de Cervantes

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Cultura y Ocio

Las aventuras del ingenioso Miguel de Cervantes

Por Mi_Nueva_Edad, | 29 Febrero, 2016

El próximo 22 de abril se cumplen 400 años de la muerte del más famoso e importante escritor en lengua castellana: Miguel de Cervantes Saavedra, Principe de los Ingenios.

De Alcalá

Nacido en Alcalá de Henares en 1547, hijo de un cirujano barbero (matasanos lo podríamos llamar también) llamado Rodrigo Cervantes Saavedra y de Leonor de Cortinas, su infancia transcurrió por distintas ciudades castellanas, según donde se situara la corte de Felipe II, debido a la situación económica precaria de su familia. Los tiempos, que no cambian mucho.

De él se saben muchas cosas y otras se suponen o especulan. Lo cierto es que su vida es digna de un aventurero. Aunque se ha escrito mucho e incluso filmado alguna película, todavía queda pendiente aquella que le haga justicia.

Algunos creen que descendía de judíos conversos, pero no está demostrado. Se sabe que estudió algo, probablemente con los jesuitas y seguramente en Valladolid, primer destino de Don Miguel y su familia cuando contaba con 4 años. Pero esto sólo se presupone por una pormenorizada descripción de un convento de esta orden, que hace en alguno de sus escritos.

Italia y la Batalla de Lepanto

A los 20 años se traslada a Italia a las órdenes del cardenal Acquaviva. Este viaje le marcó sin duda de por vida. En primer lugar porque tuvo la ocasión de admirar la cultura de la península itálica en aquel momento. De hecho llegó a escribir sobre las maravillas con las que se fue encontrando.

Es allí que se enroló en la Armada Española para participar en 1571 en la archiconocida Batalla de Lepanto, de la que salió herido por el disparo de un arcabuz en el pecho y en su mano izquierda. De ahí que se le apodara como el Manco de Lepanto. Los españoles, que no despreciamos una oportunidad para poner un buen sobrenombre.

Esclavo en Argel

Pero sus aventuras no han hecho nada más que empezar. De vuelta a España, en 1575, tras la gran victoria de las tropas españolas, vaticanas y venecianas contra el gran imperio del momento, el otomano, fue apresado por unos corsarios junto con su hermano Rodrigo (que lo acompañó en todo momento), muy cerca de la desembocadura del Ródano.

Cinco años de cautiverio le costó en Argel como esclavo. Pedían 500 escudos para su rescate. Sin embargo, nada conformista él, hasta cuatro veces trato de fugarse junto con otros reos, pero sin éxito. Parece que siempre tuvo que ver en los planes de fuga y que inclusive se autoinculpó como cabecilla, para evitar que otros corrieran con la represión y el castigo por la hazaña. El valor de la amistad.

En 1577, la madre de los Cervantes consiguió reunir unos escudos para rescatar a sus hijos, pero como no eran suficientes para los dos, Miguel decidió que su hermano Rodrigo fuera liberado. Por fin en 1580, parece que un o unos frailes trinitarios, junto con más dinero procedente de su familia, pagaron el rescate . Es por ello, que su deseo fuera ser enterrado en el Convento de las Trinitarias de la calle Huertas de Madrid, en señal de eterno agradecimiento.

Vuelta a la libertad

De vuelta en la Ibérica, tuvo que trasladarse a Lisboa, donde se encontraba Felipe II para poder ganarse la vida y devolver todo el dinero que su familia había reunido para su rescate. Participó en una comisión secreta en Orán por ser conocedor de la zona, tras su cautiverio norteafricano.

Tuvo una hija (con la que no se llevó muy bien) de su relación con una casada, Ana Villafranca. En el 84 se casó con Catalina de Salazar y Palacios, de Esquivias, en Toledo. Pero este matrimonio no llegó a buen puerto y la distancia se hizo insalvable cuando se convirtió en recaudador de impuestos sobre todo en Andalucía.

Cárcel

Estuvo encarcelado un par de veces por supuestas irregularidades en sus cuentas como recaudador. La primera vez entró en prisión en Sevilla en 1597. Probablemente allí fue donde engendró la primera parte de su más famosa obra: El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha.

Pero no fue hasta 1605 cuando vio la luz esta novela de novelas. En 1615 publico la segunda parte titulada como El ingenioso caballero don Quijote de la Mancha, un año antes de morir.

Poeta frustrado consciente de sus carencias (Yo que siempre trabajo y me desvelo / por parecer que tengo de poeta / la gracia que no quiso darme el cielo), buen dramaturgo y apasionado del teatro pero eclipsado por Lope de Vega, mucho más moderno que él, Cervantes destaca sobre todo y de manera fulgurante por sus novelas y no sólo El Quijote. Su importancia es tal, que asentó las bases de toda la novela posterior.

Los dos más grandes

El día 23 de abril, el día de su entierro, se celebra el día del libro en su honor y en el de otro de los más grandes: William Shakespeare. Esa día se conmemora también, el de la muerte del bardo inglés, pero hay que tener en cuenta que la fecha real de su muerte sucedió el 3 de mayo, ya que en esa época en Inglaterra, seguían usando el calendario juliano y no el gregoriano como lo hacemos hoy en día.

Cervantes murió pobre, pero con éxito, aunque nunca sabremos hasta que punto fue consciente. Parece ser que la primera parte de El Quijote, la leyó Shakespeare y que incluso se inspiró en uno de sus personajes, Cardenio, para una obra suya.

El año pasado se armó una buena con el supuesto hallazgo de sus restos en el Real Convento de las Trinitarias Descalzas de Madrid. Digamos que con poco rigor. Para nada pudieron asegurar que dieran con sus huesos. ¡Como si eso importara!

En algún lugar debajo de esos viejos cimientos, estará el poco físico que quede de él. Pero nos queda una obra tan genial y una vida tan trepidante, que nos hace a todos soñar con haberlo conocido alguna vez.

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "Las aventuras del ingenioso Miguel de Cervantes"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo