Sigüenza: la ciudad del Doncel

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Viajes

Sigüenza: la ciudad del Doncel

Por Mi_Nueva_Edad, | 14 Octubre, 2016

Nos vamos de viaje hoy al norte de la provincia de Guadalajara; a Sigüenza. Una población monumental cargada de cultura, en donde compartir momentos de disfrute con amigos y amigas.

El enclave

Situada en la comarca de la Serranía a algo más de 1000 metros de altura, donde se juntan el Sistema Central y el Ibérico por medio de la Sierra Ministra y a pocos kilómetros del nacimiento del Río Henares que va formando el valle en dónde se ubica.

Ha sido poblada por celtíberos, cartagineses, romanos, visigodos, musulmanes y reconquistada después por los cristianos.

Rico patrimonio

Por su situación estratégica en lo alto de un promontorio, gran parte de sus monumentos tienen una fuerte impronta defensiva como su castillo, la propia catedral o los numerosos restos y paños de la muralla.

El castillo-palacio de Sigüenza es una impresionante construcción del Siglo XII erigido a partir de la alcazaba árabe. Actualmente es un hermoso Parador Nacional.

De aspecto sobrio y con torreones rectangulares que flanquean su perímetro, su perímetro es de 400 metros, lo hace visible desde los cuatro puntos cardinales.

La Catedral es la sede de la diócesis de Sigüenza-Guadalajara. De estilo románico en su trazado y continuada por la orden del Cister para después ser rematada en estilo gótico con otros elementos renacentistas, barrocos y hasta neoclásicos, su aspecto tiene un fuerte carácter defensivo parecido al de la Catedral de Lisboa en su fachada principal, enmarcada por dos torres.

Es una verdadera joya arquitectónica en la que destacamos la Torre del Gallo, El Retablo de Santa Librada y Fadrique de Portugal, su impresionante rosetón, la Capilla de la Anunciación, la Sacristía de las Cabezas o la famosa Capilla y Sepulcro del Doncel, obra cumbre del gótico y de la escultura funeraria.

Y no sólo eso, es realmente sorprendente todo lo que alberga este monumento. Su Museo Catedralicio no tiene desperdicio, hasta una Anunciación del Greco podréis admirar o sus numerosas capillas, su claustro, sus coro y un largo etcétera.

Por si fuera poco Sigüenza está plagada de casas blasonadas y solariegas. No os podéis perder su bonita Plaza Mayor o la Plazuela de la Cárcel y muchas iglesias del medievo (Santiago, San Vicente Mártir) hasta el barroco como la del Convento de las Ursulinas.

Alrededores

Un paseo por el Henares en su fase más alta, el Parque Natural del Barranco del Río Dulce y visitar la Cascada del Gollorio, los saladares de la cuenca del río Salado o el Valle y salinas del Salado son parajes naturales en los que perderse a disfrutar de su rico patrimonio natural en donde abundan los bosques de galería con álamos, fresnos, sauces, arces o chopos, los quejigares, los encinares y los pinares.

El buen comer

Migas con chorizo, torrezno y huevo frito, asados de cordero y cabrito, truchas, yemas del Doncel y bizcochos borrachos. Para empezar y no parar.

Y no te pierdas de vista el estupendo tapeo de sus bares y tabernas.

La verdad es que dan ganas de agarrar la maleta e irse unos días por estas tierras castellanomanchegas.

 

Imagen: Vista de Sigüenza desde el castillo (Wikipedia)

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "Sigüenza: la ciudad del Doncel"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo