San Millán de la Cogolla o la cuna de la lengua

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Viajes

San Millán de la Cogolla o la cuna de la lengua

Por Mi_Nueva_Edad, | 17 Septiembre, 2015

Todavía no habíamos visitado La Rioja y ya iba siendo hora. San Millán de la Cogolla se nos antoja como uno de los destinos imprescindible de esta Comunidad Autónoma y sin duda de toda España. Los motivos sobran: su patrimonio artístico y cultural. Verás por qué.

Este pueblo y su complejo de monasterios, el de Suso (arriba en castellano antiguo) y el de Yuso (abajo en castellano antiguo), es considerado como la cuna del castellano y el euskera y uno de los principales focos culturales de la Edad Media en toda Europa.

Sus dos monasterios están declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Fue San Millán, un anacoreta que vivió del 473 al 574 d.C., y que creó una comunidad de ermitaños, el que dio nombre a la localidad situada en las inmediaciones del Río Cárdenas y en las faldas de la Sierra de Demanda a 728 m de altitud.

Códices

Las glosas son unas anotaciones en los márgenes de un texto. Las Glosas Emilianenses fueron manuscritas en San Millán de la Cogolla en el S. X u XI, en los márgenes de un texto en latín del S.IX llamado Códice 60. Ostentan el título de ser el primer texto en castellano, en euskera y en navarro-aragonés que se conserva...o no.

Y decimos no, porque aunque tradicionalmente se había pensado que estas Glosas Emilianenses eran los primeros textos en castellano, no está del todo claro, ya que muchos estudiosos afirman, que lo que hasta hace poco se pensaba que era castellano, en realidad es navarro-aragonés y que los primeros textos en castellano que se conservan, pertenecen a la localidad burgalesa de Valpuesta.

De cualquier forma, es apasionante el tema. Lo que queda de manifiesto, es que esta zona de España, fue un hervidero cultural en donde se mezclaron lenguas antiguas, con las derivaciones y los dialectos romances que surgían del latín, con San Millán de la Cogolla como su principal centro.

Se conservan muchos códices e incunables manuscritos aquí o al menos que pasaron por su biblioteca. La mayoría de ellos se encuentran en Madrid, en la Real Academia de la Historia.

Monasterios

Visitar San Millán de la Cogolla es historia y es arte. El Monasterio de Suso es el más antiguo. Se encuentra en una ladera de la montaña un poco alejado del núcleo urbano.

Es una construcción que data nada menos que del S. VI en época visigoda, de la que conserva un cenobio o lugar de reunión de ermitaños, dando lugar siglos más tarde a ampliaciones mozárabes con arcos de herradura y románicas (S. X). Muy cerca encontramos las cuevas que habitaron anacoretas como el propio San Millán, cuyo bello sepúlcro se halla en el propio monasterio. En éste, escribió el primer poeta en lengua castellana Gonzalo de Berceo.

Ya en el núcleo de la población se sitúa el Monasterio de Yuso. De grandes dimensiones, tiene el sobrenombre de “El Escorial riojano”, construido en el S. XVI y ampliado hasta el S. XVIII. Es verdaderamente una construcción impresionante, que prácticamente inunda todo el pueblo.

Cabe destacar del resto del pueblo, otras construcciones como el antiguo hospital y molinos, readaptados con el paso del tiempo a viviendas particulares, o la Iglesia de San Jorge del S. XII, en las afueras del pueblo.

La Sierra de la Demanda

Pero no te olvides de pasear por esta sierra, cuyo punto más alto es el pico de San Lorenzo con más de 2.200 m. En invierno, incluso se puede disfrutar del esquí en la estación de Valdezcaray. Esta sierra abarca parte de La Rioja, Burgos y Soria.

Es un paraje natural protegido con un alto índice de pluviosidad, en donde encinas, pinares, sabinares, enebros, robles y uno de los hayedos más meridionales de Europa, harán las delicias de los amantes de la naturaleza. La fauna es riquísima. Se pueden observar todo tipo de rapaces, jinetas, corzos, ciervos, gatos monteses e incluso lobos.

No hay pensarlo mucho para pasar unos días en estas legendarias tierras y disfrutar de su riqueza patrimonial, de su historia, de sus paisajes y su naturaleza salvaje. Le toca a La Rioja.

 

Fotografía: Monasterio de Suso y la Sierra de las Demandas

Ir a listado de noticias

1 comentario
1 favorito
1 comentario en "San Millán de la Cogolla o la cuna de la lengua"

Encarna García Pérez escribió 29 de Septiembre de 2015 a las 17:06

Excelente recomendación. Indudablemente merece la pena.



Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo