El Dorado de los Andes

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Salud y Belleza

El Dorado de los Andes

Por Mi_Nueva_Edad, | 31 Agosto, 2015

La quinoa es el alimento de moda. Si todavía no la conoces, te vamos a dar algunos datos sobre ella y algunas sugerencias para incluirla en tu dieta.

Es un cultivo tradicional con origen en el altiplano andino de Bolivia y Perú y deriva del quechua Kinúwa o Kínua. Es la base de la alimentación de estos pueblos desde hace miles de años y hoy en día, está considerado como un superalimento.

Aunque parece un cereal, no lo es. Es un grano y está libre de gluten, así que es muy recomendable para los celíacos. Se la conoce como un pseudocereal porque aunque se asemeja a ellos, realmente no lo es.

Hay cientos de variedades. Las más comunes son la blanca, roja y negra.

¿Qué nos aporta?

Su aporte nutricional es verdaderamente espectacular. Es fuente de hidratos de carbono pero en menor medida que un cereal. Contiene más grasas que un cereal pero todas ellas insaturadas (ácidos omega 6 y omega 3).

Nos aporta potasio, fósforo, magnesio, hierro, zinc y calcio. También vitamina B y E con una alta función antioxidante. Su contenido en fibra es muy alto.

Pero por lo que la quinoa es muy conocida, es por aportar al organismo todos los aminoácidos necesarios. Es una importante fuente de proteínas, así que es ideal para vegetarianos o para aquellos que quieran disminuir el consumo de carne.

Ayuda a controlar el colesterol y tiene un bajo nivel glucémico, con lo cual se convierte en un alimento idóneo para diabéticos.

¿Cómo prepararla?

Es importante lavarla antes de consumirla, pues contiene un polvo (saponinas) que le aportarían un sabor amargo. Su cocción va de 15 a 20 minutos. Sin embargo, y hasta que te familiarices con ella, es importante observarla. El punto de cocción ideal es alcanzado cuando una hebra rizada se desprende de ella. Esta hebra es el germen de la semilla.

La puedes usar de muchas maneras. En ensaladas, en tortillas, en sopas, para desayunar como cualquier otro cereal (no olvides que se tiene que consumir hervida), en tartas y en todo aquello a lo que tu imaginación te lleve. Una manera muy imaginativa de cocinarla es como sustituta del arroz. Todas tus recetas de paella, por ejemplo, o de fideuá pueden elaborarse con este rico alimento. Rico si, porque aunque nos sea exótico, sabe muy bien y absorbe los sabores de los ingredientes con la que la cocinemos.

Si la usas como acompañamiento o como ingrediente para ensaladas, sólo tendrás que añadirle un poco de sal al agua si lo prefieres. Como la pasta.

Otros datos

La FAO nombró el año 2013 como el “Año Internacional de la Quinoa”. Los pueblos andinos la adoran casi como un Dios y está presente en sus mitos y leyendas.

Si, es cara. De 5 a 6 euros los 500 gramos si es de cultivo ecológico. Pero cuidado con la que no lo es, porque su auge está haciendo que se produzca a gran escala y se estén empezando a usar muchos pesticidas. Por desgracia todo se desvirtúa.

Se cultiva en otras latitudes como EEUU y Canadá, pero sin los excelentes resultados de los países andinos.

Así que te recomendamos que siempre tengas en casa y la consumas al menos una vez a la semana. Un alimento total, rico y altamente saludable. Los andinos lo saben desde tiempos inmemoriales.

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "El Dorado de los Andes"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo