Recetas para un verano sofocante

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Cultura y Ocio

Recetas para un verano sofocante

Por Mi_Nueva_Edad, | 03 Agosto, 2015

Con estos calores, a nadie se le ocurre meterse entre pecho y espalda una buena sopa de verduras, ni un cocido, ni una fabada. Como mucho una paella o algún plato con poco aporte calórico.

Pero existen alternativas nutritivas y refrescantes de alimentarse bien en verano, sin necesidad de sudar la gota gorda y tener que reposar la comida con una siesta interminable. A continuación algunas soluciones creativas para mitigar los casi 40 grados que estamos teniendo que soportar este verano, cuando no sean más para algunos.

Sopas frías

-Las reinas de las sopas frías son sin duda el gazpacho andaluz y el salmorejo. No vamos a detallar aquí una buena receta de ellos. Casi cualquiera sabe como hacer un buen gazpacho. ¡Pero ojo! Que como una buena tortilla de patatas, no es tan fácil como parece.

A la hora de elaborarlo podemos añadir algunos ingredientes que aportarán a este clásico del verano un punto de originalidad que nos proporcionarán matices bien diferentes e incluso exóticos. Añadir almendras al gazpacho, no muchas, sólo para darle un toque diferente y para evitar el clásico pan , puede ser una solución para evitar el aburrimiento.

Además, añadir fresas, melocotón, mango o cerezas le puede aportar un punto dulce al gazpacho que te hará quedar como todo un creativo ante amigos y familia. También podéis probar a ponerle albahaca o hierbabuena y la sensación de frescos aumentará.

-El pepino es una buena elección para una buena sopa fría. Tenéis muchas opciones. Una de ellas es con melón, hierbabuena y yogurt. Un plato muy nutritivo ideal para una merienda, un primer plato o incluso un desayuno si te atreves a variar un poco el concepto que de él tenemos. Al pepino también le puede ir bien un poco de ajo y hierbabuena.

Con caldo de verduras le podéis añadir un poco de apio y unas buenas anchoas. Realmente delicioso.

-Otro de los habituales del verano es el ajoblanco. Un poco de pan, almendras, ajo, aceite de oliva virgen extra (ponedle empeño a eso de elegir un buen aceite, porque el plato puede variar mucho si el aceite no es bueno. Un buen aceite de arbequina, por ejemplo), un poco de agua, un poco de vinagre de jerez y taquitos de un buen jamón, melón y uva. Nutritivo y exquisito.

Ceviche

Si no lo habéis probado, este plato típico peruano hace furor en todo el mundo y es una forma muy refrescante de tomar pescado. El ceviche más purista es a base de ají o chile bien picadito, sal, cebolla (mejor la roja), zumo de limón y pescado blanco. Puede ser corvina, mero o lenguado. Sin embargo casi cualquier pescado blanco puede servir siempre que tenga consistencia. Lubina o dorada por ejemplo. Lo importante es que esté muy fresco.

Esa es la receta tradicional, pero para los más atrevidos se le pueden poner otros ingredientes. Casi todo el mundo le pone cilantro y lo cierto es que está muy rico. Pero si le añadís unos trocitos de mango también os puede quedar muy bien. Otra opción es macerar con limón y con lima. El resultado es más suave.

Un consejo: no hay que dejar demasiado tiempo macerar el pescado con el limón para saborearlo mejor. Tened en cuenta que todo debe quedar cubierto con su jugo.

Ensalada y salpicón

Las ensaladas son un mundo aparte. Las combinaciones son infinitas. Aquí os ofrecemos dos propuestas:

-Como no apetecen mucho las legumbres en verano una buena manera de comerlas es en ensalada. Por ejemplo la que recomienda Carlos Arguiñano con alubias, germinados, cebolleta picada, pimiento verde, cecina picadita, aceite de oliva, sal y vinagre. Para chuparse los dedos.

-Y como no, un buen salpicón. Un buen tomate que podría ser raf, cebolla picadita, pimientos picaditos también y si puede ser de los tres colores, sal, un toque de vinagre y el marisco. Podéis elegir casi cualquiera, pero con langostinos o gambas es lo mejor. Lo más importante es hervir apenas el marisco y al sacarlo de la olla, meterlo en agua muy fría con hielo y sal, y después pelarlo. Unos berberechos hechos lo justo, le puede dar un toque diferente a tu salpicón.

Así que a comer sano, fácil y fresquito este verano. A nosotros nos ha vuelto a dar hambre.

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "Recetas para un verano sofocante"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo