Una clave para el bienestar, al alcance de cualquiera

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Salud y Belleza

Una clave para el bienestar, al alcance de cualquiera

Por Mi_Nueva_Edad, | 12 Agosto, 2015

Para muchos de vosotros, si nombramos la palabra “meditación”, pensaréis que eso no va con vosotros, que son creencias extrañas, que no sois budistas ni el “pequeño saltamontes” ni falta que os hace, que no sirve para nada, que no va con vuestro carácter o que no tenéis tiempo para tonterías.

A todos ellos les decimos que están equivocados. Que la meditación está avalada por miles de años de historia en todas las culturas. Que no tiene sólo que ver con el budismo o con el hinduismo y que además, numerosos estudios científicos la respaldan como útil y sumamente beneficiosa para la salud.

¿Que dicen los científicos sobre las bondades de la meditación?

-Ayuda a mejorar la concentración, la memoria, reduce la presión sanguínea y mejora el sistema inmunitario. Señoras y señores sí, el cuerpo y la mente están conectados.

-Otros estudios afirman que mejora el cociente intelectual, la inteligencia emocional, reduce significativamente el estrés y es una importante ayuda contra la depresión, como demuestra un estudio de la Universidad de Melbourne en 2011.

-Fomenta la creatividad y la resolución de problemas.

-Te ayuda a ser más feliz y optimista. Miriam Subirana de la Universidad de Barcelona, afirma que ayuda a superar los momentos críticos de la vida con mayor fortaleza y siendo más nosotros mismos.

-El experto en psicología positiva Tal Ben-Shahar de la Universidad de Harvard, también defiende algo parecido. Es el momento de dirigir nuestros pensamientos hacia el lado positivo y hacia la paz interior, al menos durante unos instantes, que no es poco.

¿En que consiste?

El tema es más extenso de lo que podemos explicar aquí, pero trataremos de resumirlo.

Meditar es alcanzar un grado de concentración tal, que nos permita crear un estado de relajación física y mental. Cada uno puede elegir cómo o en qué se concentra. Puede ser un objeto externo, su idea de Dios si es creyente, un pensamiento, una frase o simplemente la propia respiración.

Al contrario de lo que muchos piensan, no es tan complicado como parece y se entrena. Sólo hay que tener un poco de paciencia y los resultados se harán visibles en poco tiempo.

Muchos que aducen que no tienen tiempo se equivocan o autoengañan, pues para meditar necesitas sólo cinco minutos de tu tiempo como mínimo. El máximo de tiempo que le dediquéis depende de cada uno.

Condiciones mínimas

-Privacidad. Puede ser vuestro dormitorio, la oficina, el salón de vuestra casa o un bosque. Lo único necesario es que si lo hacéis durante cinco minutos os encontréis en soledad.

-Se necesita un mínimo de silencio. Pero no nos engañemos, el silencio absoluto es casi imposible. Sonidos como el ladrido de un perro o una máquina lo suficientemente lejana no debe ser impedimento para hacerlo.

-Ropa cómoda. No os necesitáis disfrazar con el hábito budista, no es carnaval. Sólo preocupaos de que nada os oprima. Por ejemplo un botón de la camisa, un simple cinturón o los zapatos.

-Postura. Lo importante es la comodidad. La imagen que de la meditación tenemos es la postura del loto y es ideal, pero lo importante es buscar la tuya propia, propiciando que la columna esté recta y el cuerpo equilibrado. [email protected] lo harán completamente [email protected] o sentados en una silla, sin bloquear articulaciones, eso si.

-Cread un hábito y una hora fija para hacerlo.

-Ojos cerrados. Con entrenamiento se puede hacer con los ojos abiertos.

¿Cómo hago para concentrarme?

Algunos necesitarán de una suave música, de un mantra al más puro estilo hindú, de una recreación mental de una playa paradisíaca, de una vela para concentrar la mirada en ella o de una oración de la Biblia o el Corán.

Pero lo más sencillo para empezar, es simplemente concentrarse en la respiración profunda. Esto ayuda a liberar la mente de muchos pensamientos. Dejar la mente en blanco es prácticamente imposible. Lo que se consigue con la meditación es aparcar los pensamientos recurrentes, las preocupaciones y el estrés.

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "Una clave para el bienestar, al alcance de cualquiera"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo