Electricidad por placas solares de papel

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Ciencia

Electricidad por placas solares de papel

Por Mi_Nueva_Edad, | 06 Julio, 2015

El crecimiento de la producción de energía renovables y los avances tecnológicos experimentados en los últimos años en relación con ellas, nos augura un futuro más esperanzador en la búsqueda de energías limpias e inagotables.

La dependencia de las energías producidas por combustibles fósiles o por medio de las centrales nucleares, tiene una fecha de caducidad o nos veremos abocados al fracaso de nuestra civilización y al colapso del planeta. Pero el camino se va allanando gracias a la ciencia y a la tecnología. De nosotros depende si lo cogemos o no.

Una impresora y papel

En los últimos tiempos se han hecho importantes avances al respecto. El de la energía fotovoltáica o solar, es uno de esos avances que nos llena de esa esperanza: las células solares impresas.

Hasta ahora, uno de los mayores escollos para la producción de energía solar era el coste de la producción. Pero en las últimas décadas se ha avanzado muchísimo y hoy en día, la energía solar es rentable e incluso en ocasiones, ha llegado a superar a las energías generadas por combustibles fósiles. Desde hace años que se está investigando en como ahorrar costes en la producción. Sobre todo en los materiales con los que se fabrica esta tecnología.

Pues bien, un soporte tan barato como el papel, el plástico o incluso tela y una impresora serían suficiente para poder generar electricidad. Por supuesto que la tecnología necesaria está en proceso de optimización y todavía no se comercializará, pero su eficiencia ha mejorado en los últimos años pasando de un 3% a un 20%.

Las ventajas de este tipo de células solares impresas son diversas

Son finas como el papel, al contrario que las placas solares tradicionales son flexibles. Por ello, facilitan el transporte y reducen el riesgo de rotura de las mismas. Su fabricación sería mucho más barata porque la inversión principal recaería en la impresora industrial y no en el proceso en si. Estos avances podrían redundar en la población mundial no sólo por el coste, sino también porque podrían tener acceso a la electricidad a bajo coste los países más pobres. Se calcula que podría llevar la electricidad a más de 1300 millones de personas que no tienen acceso a ella. Y todo ello sin olvidar la reducción drástica de la contaminación.

Los obstáculos por superar

Las células impresas en papel serían sensibles a la humedad, pero se está investigando en ese sentido con recubrimientos aislantes. Por otro lado existe el riesgo de contaminación por plomo en caso de rotura.

Así, que quien sabe si en un futuro no tan lejano, podemos tener en nuestros hogares, en nuestras empresas y en cualquier lugar de La Tierra que se necesite una de estas placas de papel, unas cortinas o incluso ropa que produzca la energía necesaria para nuestro dispositivo móvil de la manera más simple y limpia.

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "Electricidad por placas solares de papel"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo