En Huelva, las Marismas del Odiel

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Viajes

En Huelva, las Marismas del Odiel

Por Mi_Nueva_Edad, | 17 Julio, 2015

Si este verano has decidido como destino las interminables playas de la provincia de Huelva, es más, si tu destino es la propia capital o Punta Umbría, no olvides que muy cerca de ti, hay numerosos parajes naturales que te deslumbrarán por su riqueza ecológica.

Por todos es conocido el Parque Nacional de Doñana por ser el humedal más importante de toda Europa. Pero hoy vamos a proponer la visita a otro espacio menos popular y que nos hará descubrir la increíble riqueza ecológica de la provincia de Huelva.

Algo más que playas

Como decíamos, la lista de humedales onubenses parece interminable. Pero hay uno en particular que nos interesa especialmente por su valor ecológico y porque se encuentra a escasos kilómetros de la capital o de lugares de destino turístico habitual como Punta Umbría. Se trata del Parque natural de las Marismas del Odiel. Así que la propuesta combina perfectamente playas, con el disfrute de la naturaleza.

Este parque declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco, cuenta con la Reserva Natural Marismas del Burro y la Reserva Natural Isla de Enmedio. Además está declarado como Zona de Especial Protección para las Aves.

La desembocadura del Odiel y su confluencia con el Río Tinto dan lugar a una serie de meandros y esteros formando islas y marismas de marcada oscilación a causa de las mareas. De hecho es el mejor ejemplo de marismas mareales de toda la península.

Hogar de aves

Tiene por ello, un fuerte carácter salino y es uno de los principales enclaves para la observación de aves en su migración intercontinental entre Europa y África. De hecho tiene la mayor colonia de espátulas de todo el continente, llegando a albergar más del 30% de toda la población europea. Se convierte así en el santuario de esta especie en peligro de extinción.

Pero la lista de aves de la zona no acaba ahí. El corremolinos común, chorlitejo chico, archibebe común, flamencos, somormujos, cormoranes, gaviotas, garzas reales, imperiales y garcetas, ánades reales, aguilucho lagunero, aguilas pescadoras e incluso a veces se pueden encontrar cigüeñas negras o grullas.

Cuenta además con diversa especies de mariposas, alguna de ellas endémicas y de una de las mayores colonias de camaleones de toda Europa.

Paseos por el parque

Existe una red de caminos por los que te podrás adentrar en el corazón del parque natural entre plantas como el almajo, la espartina, los taray, sabina negral, lentisco, jaras, romero y pinos piñoneros. Pero hay una manera diferente de conocer el parque y es en barco. Desde el antiguo muelle de la Compañía de Riotinto, que fue utilizado para el transporte de minerales, puedes disfrutar de vistas a toda la ría. Son sencillamente un deleite para los sentidos.

El hombre en las marismas

Pero la zona no es sólo naturaleza. Se cree que dentro del entorno se situó la mítica ciudad de los Tartessos y ha habido presencia de fenicios, de romanos como muestran los restos de piletas para salazones de pescados o restos árabes en el yacimiento de Salthish en la isla de Saltés, que fue capital del reino taifa de los Baikríes en el siglo XI.

Que más puedes pedir a unas vacaciones. Sol, playas, naturaleza e historia a escasos metros de la ciudad de Huelva.

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "En Huelva, las Marismas del Odiel"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo