La maratón de Harriette

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Vida Activa

La maratón de Harriette

Por Mi_Nueva_Edad, | 03 Junio, 2015

De vez en cuando saltan a la actualidad, las increíbles hazañas de abuelos que no se rinden y que se superan a ellos mismos. A ellos...y a los más jóvenes también.

Una mujer de record

El pasado domingo fue el turno de Harriette Thompson, que con nada más y nada menos que 92 años y 65 días, completó los 42,195 kilómetros de la maratón de San Diego, batiendo así el record de la mujer más longeva que jamás ha completado esta mítica distancia, en el tiempo de siete horas veinticuatro minutos y treinta y seis segundos. Un poco de tiempo más, que el suyo propio del año pasado y que figura como el mejor de su categoría.

Gladys Burrill, con tan sólo unos días menos que ella, era hasta el domingo la mujer de mayor edad que había corrido una maratón completa. En la categoría masculina es Fauja Singh, con 101 años, el dueño del título.

Su particular lucha contra el cáncer

Pero lo suyo no es simplemente ansia de superación. Ella corre desde hace tiempo por una causa. La lucha contra el cáncer que ella misma ha superado en dos ocasiones con éxito y que se ha llevado por delante a muchos de su familia. Por eso es más admirable su gesta. Porque a pesar de todo sigue ahí, más viva que nunca, reponiéndose a la adversidad y donando el dinero recaudado para su causa. Lleva la sorprendente cantidad de 100 mil dólares.

La clave es no rendirse nunca

Para ella no hay una edad para comenzar una actividad física. Comenzó a correr esta distancia a los 76 años. Su secreto es dormir mucho y beber mucha agua, así de simple.

Harriette manifestó a la prensa local, que estuvo a punto de tirar la toalla cuando le faltaban unos pocos kilómetros para la meta. Se preguntaba que por qué tenía que hacer esto a su edad. “Estaba muy cansada en el kilómetro 27. Iba subiendo una colina y fue como una montaña enorme”.

Le flaquearon las piernas en muchas ocasiones, pero gracias a su hijo, que la acompañó en todo momento y le proporcionó los carbohidratos necesarios, consiguió completar la carrera. Estaba tan sorprendida como los espectadores, familiares (incluidos sus diez nietos) y amigos que la aclamaban en la línea de meta y como el resto del mundo que ahora la admira.

Una vez superada la dura prueba, sólo pensaba en una buena ducha y en meterse en la cama. Se ganó eso y mucho más. Y todo ello, con una sonrisa deslumbrante.

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "La maratón de Harriette"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo