La igualdad de género, no es un invento contemporáneo

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Comunidad

La igualdad de género, no es un invento contemporáneo

Por Mi_Nueva_Edad, | 22 Junio, 2015

Parece mentira que a estas alturas de la historia, todavía estemos dándole vueltas a eso de la igualdad. En este caso hablamos de la de género.

En los países mas “civilizados”, se han logrado grandes avances hacia esa ansiada igualdad entre el hombre y la mujer. Se ha conseguido muchísimo en algo más de un siglo. Sin embargo, no hay que echar las campanas al vuelo. Todavía queda mucho camino por recorrer.

A día de hoy, en el ámbito privado, se siguen produciendo situaciones de abuso por parte masculina. Las mujeres siguen cobrando menos que los hombres. Siguen teniendo menos puestos relevantes dentro de las empresas y en general, en cargos de responsabilidad incluso dentro de la administración. ¡Hasta la lengua sigue siendo machista!

Pero aunque todos tengamos asumido que hemos hecho un gran avance y que vamos por el buen camino, no está del todo claro que estemos yendo hacia un lugar, en que el ser humano nunca antes haya estado.

Las igualitarias sociedades primitivas

Un estudio de la Universidad College de Londres y publicado en la revista Science, asegura que las primeras sociedades humanas se asentaban sobre principios igualitarios.

Nuestra idea de evolución hacia esa equidad, parte de la premisa de que la fuerza física ha decantado esa sumisión de la mujer frente al hombre. Pero este estudio lo pone claramente en duda.

Parece ser que en los tiempos en los que los humanos recolectaban y cazaban solamente, la preponderancia entre hombres y mujeres simplemente no existía. Fue con el descubrimiento de la agricultura cuando comenzaron las desigualdades y la marginación de la mujer.

Una clave de la evolución

En esta investigación, Mark Dyble y Andrea Migliano entre otros, han indagado en ciertas tribus del Congo y Filipinas. Han llegado a la conclusión de que las sociedades primitivas en las que las decisiones son tomadas por los hombres, se tiende a excluir a la mujer y a marginarla. A su vez, estos grupos tienden a tener pocas conexiones con otros grupos, es decir, son más endogámicos y con sociedades más limitadas.

Parece obvio, pero el estudio también indica que aquellas tribus en las que las decisiones se toman de forma compartida y nadie se sitúa en la periferia social, las conexiones con otros grupos son superiores.

La conclusión es clara: Esa igualdad de antaño, fue clave en la evolución de nuestra especie. Las conexiones entre grupos propiciaron el conocimiento más rápido de nuevas tecnologías y a la aceleración de avances. El rasgo distintivo de los humanos (aunque hoy sabemos que no es sólo humano) de la cooperación entre individuos no emparentados, tiene mucho que ver con nuestro pasado igualitario.

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "La igualdad de género, no es un invento contemporáneo"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo