Elegir un buen vino, no siempre depende del precio

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Cultura y Ocio

Elegir un buen vino, no siempre depende del precio

Por Mi_Nueva_Edad, | 20 Mayo, 2015

Los amantes del vino, los que verdaderamente disfrutan de él, están de enhorabuena. No hace falta gastarse mucho dinero para disfrutar de un buen caldo. Así lo indican muchos expertos.

El precio de una botella de vino oscila de un euro y algo, hasta miles de euros. Esta diferencia abismal entre uno y otro, puede llegar a tener muchas y diversas causas.

El valor de los vinos

Desde la “Unión Española de Catadores”, nos dan algunos datos sobre por qué algunos presentan estos elevados precios. Algunos motivos dependen de costes relacionados con el manejo y cuidado del viñedo, otros de si el vino elaborado es orgánico o biomecánico, de la inversión en investigación para la innovación del producto, porque se ha utilizado una barrica de roble francés (que es más caro que el americano), del volumen de la producción (como ocurre con cualquier otro producto) o el material de los depósitos.

Los viñedos viejos ofrecen a su vez una mayor concentración y estructura al vino. Si añadimos que la producción es más escasa, naturalmente el precio se dispara.

Todos los motivos anteriores pueden influir notablemente en el encarecimiento del preciado elixir y también en una calidad superior. Pero hay otros muchos, que dependen simplemente del material del tapón utilizado, del envase, el diseño de la etiqueta, etc.. Son razones relacionadas con el puro marketing y que nada tienen que ver con el paladar.

Otros viven de su imagen de marca. Aunque siguen teniendo calidad, su tirón depende más del prestigio heredado de un pasado más glorioso.

También hay que tener en cuenta, que un vino caro y de alta calidad por su extensa paleta aromática, cremosidad, intensidad y equilibrio, sólo es capaz de apreciarlo un verdadero experto en la materia. Para el resto de los mundanos, son apreciaciones que se nos escapan.

Un vino de calidad, por toda la geografía

En España tenemos infinidad de denominaciones de origen. Las más famosas y por motivos más que fundados, son Ribera del Duero y Rioja. Esto puede llegar a encarecer el precio de la botella. Sin embargo, hoy podemos encontrar vinos de alta calidad en casi todas las regiones. Destacamos aquí las del Priorat, Jumilla, Toro o Bierzo, por ser las que mayor auge están teniendo, pero como decíamos, podemos probar buenos caldos en cualquier punto de la península, e incluso en los dos archipiélagos, por un precio más que asequible.

La recomendación

Como conclusión, los entendidos recomiendan el consumo de vino que va de los 5 a los 20 euros. Dentro de este margen, podemos deleitarnos con las bondades de la bebida mediterránea por excelencia, con el mejor rango calidad-precio. Sólo hace falta la buena compañía de tu pareja, familia o amigos para que el placer sea completo.

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "Elegir un buen vino, no siempre depende del precio"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo