¿Es posible convertir la orina en electricidad?

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Ciencia

¿Es posible convertir la orina en electricidad?

Por GURULAB.biz, | 13 Abril, 2015

Todos conocemos fuentes alternativas como el sol o el viento para producir electricidad. Un grupo de científicos británicos ha ido ahora más allá y ha probado con éxito una fórmula tan sorprendente como barata e ilimitada: la orina. Producir energía haciendo pis podría ser una alternativa perfecta para campos de refugiados o zonas de catástrofes, entre otras.

El invento es obra de investigadores de la University of the West England de Bristol (Reino Unido) en colaboración con la ONG Oxfam, que han creado un inodoro que aprovecha las micciones para generar energía eléctrica.

El peculiar urinario, denominado “Pee-Power” (el poder del pis), lleva instalada una batería que alberga celdas de combustible microbianas. Las orina estimula el crecimiento bacteriano en esas celdas, lo que genera energía bioquímica que, a su vez, se transforma en electricidad.

Pruebas en un bar

Los diseñadores, que en 2013 ya lograron recargar la batería de un móvil con el mismo “combustible”, han instalado ya este invento en un bar cercano a la universidad, y el urinario es capaz de generar la energía para iluminar sus propias instalaciones.

Campos de refugiados y zonas de conflicto

El invento, que a primera vista puede resultar incluso cómico, podría ser muy útil en zonas de conflicto o campos de refugiados, que carecen de iluminación. De hecho, los aseos de los campos de refugiados se convierten por las noches en una zona de peligro, especialmente para las mujeres. Muchas de ellas son agredidas aprovechando la oscuridad de las instalaciones. Este sistema permitiría tener luz en los aseos y, por tanto, mayor seguridad.

Otras utilidades del invento estarían, por ejemplo, en las zonas de catástrofes y en lugares poco accesibles.

Por unos 800 euros

Instalar un “Pee-Power” tiene unos costes de unos 800 euros. Se calcula que en torno a una séptima parte de la población del planeta no tiene ningún acceso a la electricidad. Y los humanos producimos al día unos 10,5 billones de litros de orina, el equivalente a unas 4.200 piscinas olímpicas. Este invento es un primer paso para convertir ese residuo en un elemento útil y reutilizable.

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "¿Es posible convertir la orina en electricidad?"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo