Una Semana Santa singular en la ciudad medieval de Besalú

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Viajes

Una Semana Santa singular en la ciudad medieval de Besalú

Por GURULAB.biz, | 23 Marzo, 2015

En la comarca de La Garrotxa, en medio de un paisaje volcánico, se abre paso la impresionante ciudad medieval de Besalú, que se ha convertido por su belleza y por la magia que conserva en una de las localidades más visitadas de Girona. En Semana Santa, además, cuenta con una de las procesiones más peculiares de toda España.

La ciudad medieval de Besalú, a 30 kilómetros de Girona, es uno de esos lugares que merece la pena visitar en cualquier época del año. Entrar en ella por su espectacular puente medieval, construido en el siglo XII, es la carta de presentación perfecta para esta espectacular localidad.

El puente, de 145 metros de longitud y construido en piedra, se adapta perfectamente  a la complicada orografía del lugar y describe incluso un atrevido ángulo oblicuo que divide en dos el paisaje. Al otro lado del puente, merece la pena perderse por las estrechas calles medievales de Besalú y visitar algunos de sus monumentos más destacados, como el Monasterio de San Pere, la Iglesia de Sant Vicenç, la Colegiata de Santa María, el Antiguo Hospital de Sant Julià o la Judería.

300 años de procesiones

Si la época elegida para la visita es la Semana Santa, es casi obligado asistir a la procesión del Viernes de Dolores, el viernes anterior al Domingo de Ramos, que es la principal fiesta de la localidad y se celebra desde hace más de 300 años.

La procesión es insólita y muy diferente a otras celebradas el Viernes de Dolores, ya que conjuga elementos propios de ese día, relacionados con el sufrimiento de la virgen, con otros momentos de la pasión y muerte de Jesús. Se cree que esos elementos se añadieron a este acto a partir de 1936, cuando se suprimió la procesión del Jueves Santo.

La danza de la muerte

Y para completar la Semana Santa en la zona, a solo 50 kilómetros de Besalú se encuentra Vergés, cuyos actos del Jueves Santo, la Danza de la Muerte, son unos de los más singulares del país, y tal vez la única tradición macabra que se conserva en Europa.

El evento tiene su origen en la Edad Media, cuando diez esqueletos bailaban al son de un timbal para recordar que la muerte llegará a todos algún día.

En la actualidad, cinco esqueletos danzan y recorren las estrechas callejuelas medievales de la localidad alumbrados por antorchas que llevan otros cinco, y todos anuncian mensajes relacionados con que la muerte no perdona a nadie y el tiempo es breve.

Ir a listado de noticias

1 comentario
0 favoritos
1 comentario en "Una Semana Santa singular en la ciudad medieval de Besalú"

Lina Tur Bonet escribió 29 de Marzo de 2015 a las 16:07

Me gustaría verlo el próximo año cuando ya este recuperada



Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo