El lince ibérico: el felino más amenazado del planeta

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Medio Ambiente

El lince ibérico: el felino más amenazado del planeta

Por GURULAB.biz, | 11 Febrero, 2015

Con poco más de 300 ejemplares vivos en todo el mundo, el lince ibérico es el felino más amenazado del planeta. A día de hoy, las únicas poblaciones se encuentran en Andalucía, y en la última década se han puesto en marcha programas de cría en cautividad y de recuperación de territorios para aumentar la especie.

El peligro de extinción de este animal autóctono de la Península Ibérica ha aumentado a pasos agigantados en los últimos 50 años. De hecho, a principios de los 60, habitaban en España unos 5.000 ejemplares, y en 1980 había poblaciones en Andalucía, Extremadura, la Comunidad de Madrid y las dos Castillas.

Sin embargo, en 1990 apenas quedaban mil linces ibéricos, en 2000 no superaban los 750 y en 2005 se dio el pico más bajo en la población, con solo unos 150 ejemplares concentrados en Sierra Morena y el parque de Doñana, sus dos hábitats actuales.

Premio para los cazadores

La rápida desaparición de estos animales tiene su causa, en buena medida, en la acción del hombre. De hecho, en los años 50 el lince ibérico no solo no estaba protegido, sino que su caza era premiada económicamente, ya que la especie estaba catalogada como “alimaña”.

Hasta 1973 no se protegió al lince ibérico; en 1986 fue declarado en peligro de extinción y desde 2002 se considera una especie en peligro crítico de extinción.

El peligro de los atropellos

Actualmente, una de las principales amenazas para esta especie son los atropellos por vehículos, un problema que llevó a construir “ecoductos”, unos pasos para que los animales puedan evitar cruzar por carreteras en Doñana.

A esa amenaza se unen otras como la caza furtiva, la disminución de las poblaciones de conejos, que constituyen la base de su alimentación, o la reducción de sus hábitats naturales por incendios, reforestaciones con especies no autóctonas y urbanización de áreas forestales.

Programas para la recuperación

Para recuperar la especie, en 2007 se puso en marcha un programa de cría en cautividad que está dando buenos resultados y ha permitido introducir ya numerosos ejemplares en sus hábitats naturales.

Además, desde 2012 el proyecto europeo Iberlince intenta recuperar territorios que tradicionalmente habían sido hábitat del lince en Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha y Portugal.

El objetivo es lograr que las poblaciones sigan aumentando y alcanzar al menos los 450 ejemplares en 2016. Un reto difícil en el que la responsabilidad del hombre tendrá, sin duda, un papel fundamental.

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "El lince ibérico: el felino más amenazado del planeta"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo