Con música, mucho mejor

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Salud y Belleza

Con música, mucho mejor

Por Mi_Nueva_Edad, | 04 Noviembre, 2015

Cuando te sientas mal, cuando estés triste, cuando trabajes, cuando hagas deporte, cuando estés alegre, cuando estés convaleciente...ponte música.

La música es arte, emoción y belleza. Es tan antigua casi como la humanidad. Nos acompaña cuando estamos solos y cuando nos rodeamos de desconocidos en un teatro, o en una sala de fiestas, en nuestras celebraciones, en nuestros ritos y costumbres.

Y es que un día sin música es un día aburrido y si así es, cambia la dinámica, porque todo en ella te beneficia.

Algunos datos objetivos

-Los músicos tienen mayor capacidad auditiva que el resto de la población.

-Al escuchar música, se activan más partes del cerebro que con cualquier otra actividad.

-Mejora la memoria y las capacidades cognitivas. Está demostrado, que aquellos que han tenido formación musical presentan una mayor capacidad de retención.

Por otra parte afecta positivamente a la productividad. Si te aburre lo que estás haciendo, una buena dosis de música te hará desarrollar mejor la tarea y si es alegre, mejor que mejor.

Con la música, también aumenta nuestra capacidad y comprensión lectora. Eso si, escúchala siempre a un volumen moderado.

-La música desarrolla la creatividad. En el trabajo, en las situaciones que necesitamos ser creativos, la música es la compañera perfecta. ¡Pero ojo! Recuerda siempre no pasarte de volumen, porque según un estudio publicado en la revista Journal of Consumer Research, el volumen alto nos puede llegar a saturar y bloquear.

La música como terapia

Si estás enferma no dudes en escucharla, si estás deprimido, ni te lo pienses y si estás con estrés, lo aliviará.

Efectivamente, esta demostrado que una buena dosis de notas musicales ayuda a calmar la ansiedad de los pacientes, incluso en aquellos más graves.

También calma el dolor, dilata los vasos sanguíneos revitalizando nuestro corazón y ayuda, por ejemplo, a la recuperación de pacientes que han sufrido un derrame cerebral.

Patente quedan sus virtudes con enfermos de Parkinson, al conseguir una mayor relajación o en terapias con afectados por Alzheimer, como demostraron un grupo de investigadores de la Universidad de Granada.

Para estos enfermos, escuchar música y en particular, aquella que ha formado parte de su vida, es esencial puesto que la memoria musical y las emociones son las ultimas cualidades que pierden.

Por supuesto ayuda, y mucho, en los estados depresivos. Cuando la escuchamos, se activan las mismas partes del cerebro que cuando comemos o cuando practicamos sexo. Aumenta el flujo sanguíneo y nos pone de mucho mejor humor.

Según otro experimento desarrollado con madres y sus bebés recién nacidos afectados por la llamada depresión postparto, tanto madres como hijos, presentaron una notable mejoría en su estado gracias a terapias musicales.

Y ahora, sube el volumen

Si, en general es mejor escuchar la música a un volumen moderado, es más recomendable para la salud de tus tímpanos.

Pero de vez en cuando practica el siguiente ejercicio:

Enciende tu aparato reproductor. Elige siempre la música que a ti te guste. Ponla a un volumen moderado, despeja la pista, sube un poquito más el volumen...¡Y ponte a bailar!

El día habrá merecido la pena.

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "Con música, mucho mejor"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo