La luz de Nimes

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Viajes

La luz de Nimes

Por Mi_Nueva_Edad, | 09 Octubre, 2015

Nos vamos unos días a Francia, nos vamos a Nimes.

Es una de las ciudades más atractivas de nuestro país vecino y por diversos motivos. En primer lugar sus conocidos monumentos. Se podría decir que su patrimonio de origen romano, es de los mejor conservados fuera de Italia.

En segundo lugar su clima. Es una ciudad eminentemente mediterránea. Aunque no se encuentra en la costa, si está muy próxima a ella. Su clima templado e incluso caluroso en verano, hace que el otoño o la primavera sean las mejores épocas para pasear por sus calles. Su luz de atrapará.

En tercer lugar, porque aunque está en los límites de lo que se denomina como la Provenza, a la Provenza huele. Sin embargo se encuentra en la provincia de Languedoc-Rosellón.

Nimes es una ciudad mediana, asequible y tranquila para el viajero que no quiera la aglomeraciones de una gran urbe. Apenas supera los 140.000 habitantes.

La cultura española está bastante presente en su día a día. De hecho a sus fiestas las llaman “Ferias”. Cuando vayas, ten presente que vas a comer de lo lindo y vas a beber unos excelentes vinos.

Lugares para el asombro

Como decíamos, cuenta con un patrimonio que pasma al visitante. Está excelentemente preservado y declarado Patrimonio de la Humanidad.

-El Anfiteatro. Considerado como el mejor conservado del mundo y construido a finales del siglo I d. C., es un impresionante edificio donde se celebraban las famosas luchas de gladiadores y que podía albergar a más de 23.000 espectadores.

Durante la Edad Media y hasta principios del siglo XIX, fue ocupado por casas o incluso el Castillo de los Vizcondes de Nimes. Actualmente, en él se celebran desde corridas de toros a espectáculos de todo tipo.

Es un lugar cargado de gran belleza y monumentalidad. Cuidado porque te puede dejar sin palabras durante unos minutos y será fácil imaginar la algarabía del circo romano.

-La Maison Carrée. Si impresionante es el anfiteatro, este templo es la armonía. Construido en época de Augusto, a principios del siglo I d. C., para muchos, también es el templo romano mejor conservado, de hecho está prácticamente intacto, aunque tiene elementos del siglo XIX. Esto se debe, paradójicamente, a que realmente nunca se dejó de utilizar.

Se sitúa sobre un podio, que junto a la ausencia de edificios circundantes, hace de su contemplación una experiencia única. Con seis columnas frontales y diez laterales (ocho de ellas integradas en el muro), es el ejemplo puro de proporción romana.

Cuando lo visites, siéntate en una terraza de la plaza, tómate lo que gustes y disfruta relajado del paso del tiempo.

-La muralla y la Torre Magna. Quedan diversos restos de su muralla. Se pueden admirar puertas de entrada a la ciudad, o lo que queda de ellas. Pero sin duda, la Torre Magna, es lo más llamativo de todo. Se encuentra en lo alto de una colina desde donde las vistas de Nimes son realmente fantásticas.

Tiene hasta 32 metros de altura y eso que le falta un cuerpo. Su visión nos recuerda a la de un faro.

-Jardines de la Fontaine. Del siglo XVIII, son el lugar de esparcimiento y de relax de los nimeños. Es quizás el lugar que más nos recuerda a ambientes parisinos. Dentro de ellos se halla la citada torre y muchos más restos romanos como el Templo de Diana. Es realmente la esencia del romanticismo.

Y más...

Visita la Catedral de San Castor, sus calles comerciales y la preciosa Plaza del Reloj. Pide un un buen plato de bacalao o un filete de toro y no te olvides que los horarios de bares y restaurantes son distintos a los nuestros. Adelanta tus comidas un par de horas.

Muy cerca puedes visitar los interesantísimos restos romanos de Pont du Gard con su excelente acueducto y dar un paseo relajante junto al mar.

Y ahora, seguro que estás pensando en sacarte el billete a Nimes, ¿verdad?.

 

Fotografía: La Maison Carrée

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "La luz de Nimes"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo