Salamanca siempre

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Viajes

Salamanca siempre

Por Mi_Nueva_Edad, | 15 Octubre, 2015

Seducirte para que visites la maravillosa ciudad de Salamanca, la del Tormes, la de la Ruta de la Plata romana, la de las dos catedrales, la de la universidad más antigua de España, la de Unamuno y Santa Teresa, la de Fray Luis de León, la de Fernando de Rojas, la de la más hermosa plaza barroca, es un reto fácil esta vez.

Belleza mires donde mires

A casi nadie se le escapa que Salamanca, está considerada como una de las ciudades más bellas de España y nos atrevemos a decir que también del mundo. Es Patrimonio de la Humanidad desde 1988 y nombrada por muchos como la Florencia ibérica, son tantos los atractivos que alberga en cuanto a patrimonio artístico y cultural, que sería absurdo enumerarlos todos.

Pero si además sumamos los del buen comer con el archiconocido jamón de Guijuelo, su exquisita carne de ternera, la chanfaina, los asados, los deliciosos quesos y vinos y los románticos paseos a orillas del Tormes, con la hermosa silueta salmantina, la estancia en la ciudad castellana será inolvidable.

El mejor patrimonio

Dos Catedrales

Lo primero que divisamos cuando nos acercamos, es el contorno de sus dos catedrales. La llamada Catedral Nueva abraza a la Catedral Vieja románica. Al exterior lo más llamativo de la vieja es su cimborrio o “Torre del Gallo”. Para acceder a ella hay que hacerlo por la nueva. Impresiona su solidez y rotundidad románica y de ella no te puedes perder el impactante Retablo Mayor.

De la Catedral Nueva te lo puedes esperar casi todo. Ante la necesidad de ampliar la existente, comenzó a construirse en el gótico final (S. XVI) y se finalizó ya en el S. XVIII. De esta forma, el estilo gótico, el renacentista, el barroco y el neoclásico, se dan cita en un sólo edificio, además del románico del templo primigenio.

Sube a sus torres de hasta 110 metros de altura y disfruta de la belleza de sus extraordinarias capillas, de su impresionante coro, de su gran cúpula neoclásica y de sus impresionantes dimensiones.

La Clerecía

A otras torres a las que tienes que subir, para completar la visión sobre la ciudad y sobre sus catedrales, son a las de La Clerecía. Este complejo barroco del S. XVII, es el antiguo colegio jesuita, con un precioso claustro y una iglesia realmente sobrecogedora en donde se encuentran las citadas torres, un magnífico Retablo Mayor y Sacristía. Actualmente es la sede de la Universidad Pontificia.

Conchas, la Universidad y la rana

La archiconocida Casa de las Conchas, es uno de los mejores ejemplos de arquitectura civil gótica de España. Mandada construir por Rodrigo Arias de Maldonado, perteneciente a la Orden de Santiago. De ahí su decoración.

Pero el emblema más famoso de Salamanca es su complejo universitario. Fue fundado en 1218 por el rey de León Alfonso IX y confirmada oficialmente por Alfonso X. Alcanza su esplendor en el S. XV y XVI. Disfruta de su famosa fachada y busca en ella la mítica rana.

Entra en el aula de Fray Luis de León, los relieves de la escalera del claustro o su magnífica biblioteca con sus incunables y manuscritos de valor incalculables. Además, las Escuelas Mayores y su patio, el Hospital de Estudiantes, las Escuelas Menores y su famoso Cielo de Salamanca que representa un programa astrológico con fines didácticos.

Por supuesto que quedarás pasmado con la belleza dorada de su Plaza Mayor del S. XVIII. Sin duda, uno de los mejores ejemplos de arquitectura barroca peninsular, perfecta, ricamente decorada, armoniosa y sublime con sus 88 arcos. Horas son las que puedes quedarte en ella disfrutando de unos vinos, una cerveza, un aperitivo o un simple desayuno.

En torno al Tormes

Atraviesa su famoso Puente Romano cuando vayas a pasear por la ribera del Tormes. Por ahi pasaron personajes históricos como Anibal o de ficción como el Lazarillo de Tormes. Por cierto que uno de los rincones que debes visitar es el Huerto de Calixto y Melibea, personajes de obra cumbre de la literatura en castellano, La Celestina de Fernando de Rojas.

Tampoco te olvides de visitar el Museo de Art Nouveau Art Déco en la fascinante Casa Lis y sus numerosos conventos, monasterios e iglesias como la de San Esteban.

Déjate llevar por el embrujo de Salamanca, déjate embaucar por cualquier edificio, por cualquier rincón que te llame la atención, pasea por sus calles llenas de historia y llenas de vida, de estudiantes y de arte. Salamanca no se olvida.

Ir a listado de noticias

1 comentario
0 favoritos
1 comentario en "Salamanca siempre"

Encarna García Pérez escribió 25 de Octubre de 2015 a las 19:08

Siempre es un placer visitar esta ciudad.



Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo