Rodalquilar, las minas de la tranquilidad en el corazón de Cabo de Gata

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Viajes

Rodalquilar, las minas de la tranquilidad en el corazón de Cabo de Gata

Por GURULAB.biz, | 26 Enero, 2015

En pleno corazón del Parque Natural de Cabo de Gata, en Almería, en el centro de un valle rodeado de colinas, el pequeño pueblo de Rodalquilar conserva la esencia de su pasado minero y es el lugar ideal para olvidarse del bullicio de la gran ciudad.

Sus minas de oro hicieron de esta localidad, que hoy no llega a los 200 habitantes, un importante centro industrial de la provincia de Almería. Las minas quedaron en desuso en los años 70, pero todavía se mantiene en pie el poblado donde vivían sus trabajadores, y que se ha convertido en uno de los principales atractivos de la zona.

Tras recorrer sus calles, es obligado visitar también el pueblo actual, de casas bajas y paredes blancas, entre las que se abre el jardín botánico El Albardinar, uno de los puntos imprescindibles en esta escapada, con más de 9 hectáreas de extensión que albergan distintos ecosistemas vegetales.

Conservación de la flora autóctona

En el jardín se desarrolla una importante labor de investigación para la conservación de plantas endémicas de la zona y de especies amenazadas de la flora almeriense que han convertido ese rincón en un auténtico oasis.

A un kilómetro del pueblo se abre la playa conocida como El Playazo, un lujo para los bañistas ya que se trata de una playa virgen de aguas cristalinas y arena dorada.

Piratas berberiscos

En el camino hasta ella se ubica la Torre de los Alumbres, una torre defensiva del siglo XVI que es la construcción más antigua del parque natural y que protegía las minas de alumbre que había en la zona durante la Edad Media de los ataques y robos de los piratas berberiscos.

Bodas de sangre

También en las inmediaciones del pueblo, a unos 5 kilómetros, se levanta el Cortijo del Fraile, actualmente abandonado, pero una de las mejores representaciones de los cortijos señoriales de la zona y escenario de la obra de teatro “Bodas de sangre” de Federico García Lorca, lo que lo convierte en visita obligada para los amantes de la literatura.

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "Rodalquilar, las minas de la tranquilidad en el corazón de Cabo de Gata"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo