Los mil saltos de Montse Mechó

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Vida Activa

Los mil saltos de Montse Mechó

Por GURULAB.biz, | 21 Enero, 2015

A los 49 años Montse Mechó hizo realidad su sueño de saltar en paracaídas. Hoy, con 80, se ha lanzado al vacío en más de 900 ocasiones, y está segura de que llegará a los mil saltos porque su ilusión por volar es lo que le mantiene con fuerzas.

Ni la separación de su marido, ni ser una mujer madura en un mundo de hombres jóvenes impidieron a esta catalana amante del deporte y del riesgo cumplir con su sueño. Tampoco hoy la frenan cuestiones físicas, como es el tener una prótesis de cadera, o psicológicas, como el fallecimiento de su hijo Eduard practicando deportes extremos.

Fue precisamente ese hijo el que, por casualidad, la invitó un atardecer a dar su primer salto y desde entonces Montse no ha bajado de las nubes. Asegura que el miedo se siente “al llegar abajo, con todos los problemas, el dinero, el trabajo. Allí arriba, no. Allí eres libre”.

Amor por el deporte

El amor por el deporte le viene desde pequeña, cuando su madre la apuntó a practicar ballet. Después llegó la natación y luego, los saltos de trampolín, una disciplina de la que fue campeona de España en 1951.

Ballet en el aire

Todo eso le sirve ahora para sus saltos de paracaídas “freestyle”, una especialidad que ella define como “ballet en el aire”, ya que en cada salto, durante la caída libre, hace sus coreografías aéreas mezclando los elementos que aprendió en el trampolín, en la piscina y en el baile.

Su vitalidad y fortaleza a pesar de su avanzada edad han hecho que muchos se fijen en ella, e incluso ha participado en campeonatos internacionales de paracaídas en países como Arizona o Turquía.

Entre salto y salto, Montse se mantiene en forma nadando en el mar y andando por la arena, tanto en invierno como en verano, y se considera una privilegiada porque a lo largo de su vida ha logrado cumplir sus sueños y hacer todo lo que quería.

Los sueños no tienen edad

Su historia es un ejemplo claro de que no hay edad para aprender algo nuevo, por arriesgado que parezca. Por eso, recomienda a todo el mundo, independientemente de su edad o sus limitaciones, lanzarse a vivir por lo que desean y cumplir sus sueños.

Imagen: RTVE

Ir a listado de noticias

0 comentarios
1 favorito
0 comentarios en "Los mil saltos de Montse Mechó"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo