Lanzarote, un paraíso natural entre volcanes

Para poder ofrecer los servicios de la web: y poder administrar la página, Francisca Abellón y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en Mi Nueva Edad, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar
Viajes

Lanzarote, un paraíso natural entre volcanes

Por GURULAB.biz, | 14 Enero, 2015

Timanfaya

El principal y más conocido de todos ellos es el Parque Nacional de Timanfaya, de más de 5.000 hectáreas, y que representa la mejor muestra de hábitat volcánico de la isla, ya que apenas ha sufrido presencia humana alguna.

El parque está rodeado por completo (excepto por su cara oeste, que mira al mar), por otro de los espacios naturales de Lanzarote, el parque natural de Los Volcanes, con sus coladas volcánicas históricas y sus campos de lapilli (rocas volcánicas).

La Geria y la Cueva de los Naturistas

Junto a ese espacio se abre camino también el paisaje protegido de La Geria, un paisaje agrario de gran belleza bajo cuya superficie transcurre el monumento natural de la Cueva de los Naturalistas, un tubo volcánico de espectaculares dimensiones con más de dos hectáreas de cuevas.

César Manrique

Entre tanto tesoro natural, la obra del hombre ha tenido que adaptarse al entorno, y no al contrario. El artista polifacético César Manrique, natural de Arrecife, supo aprovechar la naturaleza isleña para crear algunas de las composiciones más conocidas del arte canario.

Los Jameos del Agua, su casa de Tahíche (actual sede de la Fundación César Manrique), el Mirador del Río o el Jardín de Cactus son a la vez obras de arte y espacios naturales singulares que merece la pena visitar.

Papas y Malvasía

La visita no puede concluir sin conocer otra de las grandes aportaciones de los humanos: la gastronomía. Las papas arrugadas con gofio y con sus mojos, el cabrito conejero o el caldo de millo con garbanzos regados por una copa del vino local, el Malvasía, son imprescindibles para recuperar fuerzas después de una jornada de senderismo, de playa o de buceo en la isla.

Ir a listado de noticias

0 comentarios
0 favoritos
0 comentarios en "Lanzarote, un paraíso natural entre volcanes"

Debes estar registrado para publicar comentarios

Comparte tus valores y compromiso social con Mi Nueva Edad.
Buscamos colaboradores que aporten diversidad a nuestra plataforma, Descarga nuestro Dossier Corporativo
logotipo